Datos urbanos en movimiento

La ciudad, uno de los mejores inventos de la humanidad. Un sofisticado artefacto social cuyo diseño y re-configuración son cada vez más participativos, y cuya comprensión es objeto de creciente atención por parte de todo tipo de disciplinas: cívicas, humanísticas, artísticas, técnicas y científicas. En todo este proceso, los datos urbanos juegan un papel esencial, pues en ellos se encuentran las trazas y patrones que definen la vida urbana: cómo nos movemos, relacionamos, consumimos, o disfrutamos. Con objeto de poner nuestro grano de arena para democratizar este conocimiento, de contribuir a hacerlo relevante y comprensible para la ciudadanía, en Etopia ponemos a disposición de los creadores visuales 5 años de datos de la movilidad urbana, interurbana y ciclista y convocamos al 1er Hackathón de Visualización de la Movilidad en Zaragoza.

¿Por qué en Etopia? Porque Etopia lo diseñamos para ser el punto de encuentro entre arte y tecnología, pero también porque la misión del centro consiste en actuar como “centro de creatividad, innovación y emprendimiento en la ciudad digital”. Y los datos urbanos son esa infraestructura invisible digital que todos creamos con nuestras acciones diarias. Una infraestructura que, de no mediar una acción pública decidida, queda oculta, sin poderse utilizar para el bien común. Sí, hay demasiado potencial en los datos urbanos como para no ser utilizados de palanca para mejorar la vida de la gente, a muchos niveles. Continue reading

Share

Una Blockchain entre el centeno

http://www.brightkidsbooks.com/books-similar-to-the-catcher-in-the-rye/

Ilustración http://www.brightkidsbooks.com

Cuando leí acerca de Satoshi Nakamoto, el inventor de las blockchain (y de su aplicación más popular, la moneda virtual Bitcoin), me acordé de inmediato del viejo Salinger, el autor de “El guardián entre el centeno”, la novela que narra cómo el adolescente Holden Caulfield se asoma a ese “lado salvaje de la vida” neoyorquina que Lou Reed condensaría dos décadas después en unos inigualables tres minutos de primigenio rap y literatura. “El guardián…”, cuyo simbolismo se oscureció al trascender que el asesino de Lennon la estaba leyendo tranquilamente cuando fue detenido en la misma escena del popicidio, es una de las grandes novelas americanas del siglo XX. Uno se sorprende al adquirir un ejemplar de “El guardián entre el centeno” y comprobar la ausencia de toda reseña biográfica de su autor; ni siquiera una foto. Y es que Salinger, ex-combatiente, ex-espía, en la última parte de su vida se empleó a fondo en el complicado arte de desaparecer, de borrarse del mapa. Lo consiguíó a medias.

Como de Salinger, no existen fotografías de Nakamoto, y se ignora todo acerca de su biografía. De hecho, hay quien dice que Nakamoto es simplemente un alias. Incluso se especula con que, detrás de ese nombre propio japonés se esconde, en realidad, un reducido grupo de hackers. No es que Nakamoto haya desaparecido, sino que ni siquiera ha llegado a aparecer. El caso es que, como Holden Caulfield, Bitcoin, la invención de la persona, grupo o ente que se oculta tras el nombre de Satoshi Nakamoto, es vista por el “establishment” financiero como una moneda “gamberra”, poco seria. No sigue reglas comúnmente aceptadas en esto del dinero: no puede palparse, su falsificación o sustracción son tareas casi imposibles y, algo que pone los bancos especialmente de los nervios, no precisa de una autoridad central para ser acuñada. Continue reading

Share

Descifrando la estrategia urbana de Zaragoza

Aunque en Open Your City hablamos de ciudades, en general, uno de los objetivos “fundacionales” de este blog era ayudar a comprender nuestra ciudad, Zaragoza, sus proyectos y sus retos. En el apartado estratégico, nos hemos dado cuenta de que no hay un único lugar donde aparezcan todas las piezas, todos los planes estratégicos sectoriales que marcan el presente y que marcarán el futuro de nuestra ciudad. Por ello, nos hemos tomado el trabajo de buscar todos ellos y mostrarlos en un único lugar. De esta manera el lector, planificador urbano, político, académico o simplemente ciudadano curioso, puede tener una visión integral acerca de adónde se dirige su ciudad, así como del trabajo que a la ciudad le queda por hacer desde el punto de vista de su estrategia urbana.

Empecemos por arriba. Continue reading

Share

Robots y renta básica

“Figuras ocultas” es una emotiva película acerca de un grupo de mujeres afroamericanas altamente cualificadas que, en los años sesenta, y en el marco de su trabajo como ingenieras y matemáticas en la NASA, no sólo enfrentaron la doble discriminación de raza y de género, sino que hubieron de lidiar con el imparable progreso tecnológico. Ante la perspectiva de que su trabajo de cálculo manual de trayectorias espaciales fuera reemplazado por el primer computador IBM, aprendieron el lenguaje FORTRAN y se hicieron programadoras. Enfrentaron el desafío mediante nuestra mejor herramienta: la fabulosa capacidad de adaptación que, frente al medio cambiante, tenemos los humanos. Sobre todo si somos jóvenes y poseemos la suficiente preparación. Continue reading

Share

En ruta hacia… Etopia Demo City

Sabemos que últimamente no estamos escribiendo mucho en este blog. La verdad, aunque parezca una excusa, están siendo unos tiempos de no parar: proyectos, viajes, hackathones,… Y es que han pasado unas cuantas cosas desde la vuelta del verano. Empezamos viajando a Seúl para participar en la DMC International Conference, contando cómo Zaragoza ha adaptado su estrategia smart a los tiempos (duros). Seguimos con la celebración del hackathon de prototipado “100IdeasZGZ”, y en Uppsala (Suecia), al tiempo que contábamos la estrategia de de Zaragoza como Smart City colaborativa, recibimos la buena noticia de que Zaragoza ha sido seleccionada, precisamente gracias al proyecto “100ideas…”, como sede del Eurocities Knowledge Society Forum de otoño de 2018. Además, “100Ideas…” es finalista de los premios ICLEI a la iniciativa más transformadora. Estamos muy satisfechos en el equipo, aunque vayamos sin resuello.

En el apartado de gestión, el proyecto de Tarjeta Ciudadana ha dado un gran paso adelante con la presentación de la Tarjeta Lazo, con la cual se pretende llegar a la totalidad de usuarios de los servicios públicos de Zaragoza, estén o no empadronados. Perfilado de usos, big data, la tarjeta en el móvil,… gran labor de equipo, grandes posibilidades y grandes desafíos. Estamos muy contentos igualmente de cómo evolucionan los tres proyectos de innovación abierta que hemos lanzado en el Laboratorio Urbano Abierto: Ecohub, BiciSur y Prometeo, impulsados por sus promotores y facilitadores. Y hemos anunciado, igualmente, el lanzamiento de un cuarto proyecto, “La Milla Productiva”. Otro reto, esta vez en el espacio público más cercano a Etopia.

Y finalmente, y junto a todo lo anterior, con el equipo hemos diseñado las Jornadas Etopia Demo City, un ágora con más de 80 proyectos. Una actualización, dos años después de nuestras II Jornadas Smart ZGZ, de hacia dónde van las ciudades, incluida la nuestra, en estos tiempos tan convulsos como esperanzadores. Esperamos que os gusten. Continue reading

Share

Inteligencia colectiva, datos urbanos y co-creación

La semana pasada fuimos invitados por la organización de Smart City Expo Latam a compartir en Puebla (México) nuestra visión y experiencia acerca de cómo conectar la inteligencia colectiva al diseño de ciudad, mediante los datos urbanos y las dinámicas de co-creación de nuevos servicios y espacios públicos.

La historia que compartimos fue la siguiente:

Nuestra ciudad, Zaragoza, de 700.000 habitantes, es una ciudad media, quinta de España en población, con más de 2.000 años de historia. Hemos conocido guerras, sitios, pestes y hambrunas. A pesar de la reciente crisis, nunca nos ha ido tan bien como hasta ahora. El gran salto demográfico de Zaragoza se produjo en dos fases: en los años 60 gracias a la emigración interior y, a principios del siglo XXI gracias a la emigración exterior, en buena medida procedente de Latinoamérica. La inmensa mayoría de los que vinieron a Zaragoza lo hicieron por un sueño: prosperidad. Idénticos sueños que en el resto de ciudades a lo largo y ancho del globo.

Las ciudades se han portado razonablemente bien con los que vinieron del campo o del otro lado del mar en busca de oportunidades, a juzgar por la evolución de la esperanza de vida global y el nivel de urbanización, dos magnitudes que avanzan en paralelo desde principios del siglo XX. A grandes rasgos, pues, podemos decir que las ciudades han resultado un gran invento. Un gran invento no exento de imperfecciones, o bugs. Muchos de estos bugs son producto de la concentración demográfica, y otros derivan de una inadecuada planificación urbanística. Las ciudades, de una u otra manera, se las han ido arreglando para encontrar soluciones a medida que se les han ido planteando problemas. Las infraestructuras y servicios que hoy tenemos son el producto más visible de estas innovaciones. Lo que hoy llamamos comúnmente smart city es, pura y llanamente, el uso de medios digitales para resolver algunos de estos problemas. Continue reading

Share

Alumbrado inteligente, sensible y con “sentido”

El diseño de sistemas de alumbrado inteligente pone de manifiesto algo que comentaba hace tiempo, en un post titulado “Smart Cities: sentido y sensibilidad”a la hora de desplegar nuevas soluciones tecnológicas en nuestras ciudades, hay que ser cuidadoso en no poner el “cerebro” (software) antes que la “sensibilidad” (los sensores) y, especialmente, que todo esto no fuera en contra del “sentido” (el factor humano y social).

Los ingenieros tenemos una fe casi ciega en la tecnología, hasta tal punto que tenemos tendencia a pensar antes en la solución que en el problema. Hace un par de años di un taller de “Smart Cities sin tecnología” en San Sebastián. Diseñamos un sistema de atención temprana a personas de avanzada edad usando a los tenderos del barrio como “vigilantes”, que ponían pegatinas rojas o verdes en el escaparate en función de que estas personas hubiesen o no pasado por la tienda en su rutina habitual, para proporcionar al asistente social del barrio, en su paseo diario, un “cuadro de mando” en tiempo real. Continue reading

Share