Datos urbanos en movimiento

La ciudad, uno de los mejores inventos de la humanidad. Un sofisticado artefacto social cuyo diseño y re-configuración son cada vez más participativos, y cuya comprensión es objeto de creciente atención por parte de todo tipo de disciplinas: cívicas, humanísticas, artísticas, técnicas y científicas. En todo este proceso, los datos urbanos juegan un papel esencial, pues en ellos se encuentran las trazas y patrones que definen la vida urbana: cómo nos movemos, relacionamos, consumimos, o disfrutamos. Con objeto de poner nuestro grano de arena para democratizar este conocimiento, de contribuir a hacerlo relevante y comprensible para la ciudadanía, en Etopia ponemos a disposición de los creadores visuales 5 años de datos de la movilidad urbana, interurbana y ciclista y convocamos al 1er Hackathón de Visualización de la Movilidad en Zaragoza.

¿Por qué en Etopia? Porque Etopia lo diseñamos para ser el punto de encuentro entre arte y tecnología, pero también porque la misión del centro consiste en actuar como “centro de creatividad, innovación y emprendimiento en la ciudad digital”. Y los datos urbanos son esa infraestructura invisible digital que todos creamos con nuestras acciones diarias. Una infraestructura que, de no mediar una acción pública decidida, queda oculta, sin poderse utilizar para el bien común. Sí, hay demasiado potencial en los datos urbanos como para no ser utilizados de palanca para mejorar la vida de la gente, a muchos niveles. Continue reading

Share

Innovation Districts: From Barcelona to Dublin, This Is What I Know

Elections for Mayor are a-coming. With the aim of shaping my contribution to the approaching campaign, I have been reflecting lately on innovation districts. Ours, the Digital Mile (Milla Digital) is unfinished. One tends to think that all innovation districts are, by definition, unfinished. But, seriously, the Digital Mile must be one of the more unfinished innovation districts in the world, and I’ve known a few. Planned ahead of its time, built too late, never fully understood.

District layout at Poblenou and Barcelona's 22@

District layout at Poblenou and Barcelona’s 22@

I know that innovation districts are big real estate operations in the first place. Land owners, developers and construction companies are the first and primary beneficiaries. To shift the urban economics from construction to innovation we need bricks, glass and concrete. And a delicate urban planning, too. See the delicacy in Barcelona’s 22@ urban fabric, the first innovation district I knew back in 2002 and a place I have visited many times since.

In it, the legacy of Cerdà’s urban layout serves as a landing track for Castells’ discoveries about digital economy. Jane Jacobs would have approved: perfect block sizes, mixed uses, walkability. And a focused management structure, that soon shifted its efforts from urban development to economic development. The result: more than 100.000 new jobs (many of them high-skilled) and an overall impact of 15% in the Gross Domestic Product (GDP) of the city. Continue reading

Share

Dublin’s Declaration on Smart Districts

Dublin’s Smart Docklands District

Last month I was invited to participate in the Harvard Smart City Accelerator, which, organized by Harvard Tech and hosted by the great Smart Dublin team, took place at Dublin’s Smart Docklands, the thriving smart district of Ireland’s capital.

During three days we launched urban challenges, discussed on subjects such as economic growth, privacy or openness, learned from multiple stakeholders’ views, from industry to academia, walked the district under Irelands’ chilly winter and toasted with Irish beer for the success of our respectives innovation districts and strategies back home. Continue reading

Share

Citykeys: guidelines to measure our progress to a smarter future

During the last 2 years, we have been lucky enough to be part of an outstanding team: the Citykeys team. Lots of learning and thinking around tricky issues: what a smart city is (no one really knows), what smart city rankings should mean, how can we measure urban innovation or our progress towards a smarter urban future.

I write these lines in rainy Brussels, on the day after meeting with the European Comission’s reviewers, the discussions still fresh, a glimpse of nostalgia (the sense of an ending), a sort of rewarding feeling: that maybe our contribution may have had some impact in future European innovation policies.

This article is meant to be a quick guidelines into some of the project results, but it also contains personal reflections, in the form of a logbook, on the ample subjects covered by the project. Continue reading

Share

Los 10 posts más leídos sobre innovación urbana de 2016

Es curioso, porque aunque 2016 ha quedado definitivamente enmarcado en el rectángulo del retrovisor, nos da la impresión de que su huella, en lugar de irse empequeñeciendo a medida que el tiempo transcurre hacia adelante, se va a hacer cada vez más presente. Como si fuésemos avanzando por una carretera en la que viésemos los carteles al revés, anunciándonos los lugares que ya hemos dejado atrás: la materialización de la victoria de Trump, los efectos del Brexit sobre la política y economía europeas, los cambios políticos que (aún) están por llegar como consecuencia de la onda expansiva proveniente de Siria…

En lo que respecta al mundo de la innovación y de las ciudades, el año que acaba no nos ha traído cambios especialmente disruptivos; diríamos más bien que ha sido un tiempo de acentuación de tendencias, en el que ciertos fenómenos aparecidos con anterioridad se han hecho más presentes y nos han mostrado cuán relevantes serán para el futuro. Al igual que hablamos de geopolítica, quizás deberíamos empezar a hablar de geo-innovación: innovación a gran escala con un hondo impacto en nuestras vidas cotidianas. En OpenYourCity hemos seguido pensando, aprendiendo y leyendo sobre el mundo en que vivimos y el que nos espera. A veces mirando al pasado para tratar de anticipar el futuro, y otras veces escudriñando el mundo que viene solamente para acabar de comprender mejor el momento en que vivimos.

Los artículos que aparecen a continuación han sido los más leídos por nuestros lectores en 2016. Queden escritos en el umbral del nuevo año que comienza a modo de resumen de lo que dejamos atrás, o como anticipo de lo que viene. Continue reading

Share

Las matemáticas del consenso en el diseño de ciudad

gamonal

Fotografía de www.abc.com

Post anterior: Herramientas matemáticas para comprender la ciudades.

Existen multitud de procesos, fuerzas y agentes involucrados en el diseño de ciudad. Cuando no hay un urbanismo fuertemente planificado, las ciudades crecen orgánicamente a partir de pequeños grupos de población que se van extendiendo según caprichosas reglas. Como hemos visto en el post anterior, los fractales representan bien este tipo de procesos “auto-organizados”. En lado opuesto de un planeamiento urbanístico fuerte, los procesos de diseño de ciudad se conducen de “arriba a abajo” (el caso de Brasilia es un ejemplo paradigmático de ese “planeamiento urbanístico” rígido). Sin embargo, cada vez más, el diseño urbano es consecuencia de complejas interacciones, de intrincadas correlaciones de fuerzas entre diversos agentes: políticos, económicos, cívicos, etc. La ciudad de hoy se planifica de arriba a abajo, se diseña desde variados ángulos y se construye en un zigzag de creciente incertidumbre e imprevisibilidad. En todo caso, y ciñéndonos al apartado del diseño de ciudad, casos como el de Gamonal (Burgos) demuestran que la capacidad de tomar decisiones con un cierto grado de consenso es fundamental en nuestro tiempo. Continue reading

Share

Herramientas matemáticas para comprender las ciudades

Post anterior: Fundamentos matemáticos de la complejidad urbana.

bipartiteGraphs1

Grafo bi-partito con diferentes cantidades de flujo entre nodos. Fuente: Michael Batty. www.complexityinfo.com

Como escribíamos en el primer post de esta serie, comprender las redes y sus flujos, bien sean de tráfico, sociales, financieros, o energéticos, es necesario para comprender las ciudades, pero no es suficiente. Las redes están relacionadas unas con otras, en una superposición de niveles que dista mucho de ser estanca. Por ejemplo, la distribución de energía en la ciudad tiene relación con la actividad comercial, industrial, y ésta, a su vez, con la movilidad. Se trata de redes interrelacionadas. Para comprender la ciudad es necesario, por tanto, considerar relaciones entre redes, o grafos, distintos. Continue reading

Share

Matemáticas y urbanismo (I): fundamentos de la complejidad urbana

mathsUrbanism

Foto de www.hsj.co.uk

A nadie debería sorprenderle el maridaje entre matemáticas y urbanismo. Vivimos en un mundo y una época esencialmente urbanas; un proceso de urbanización que coincide con importantes retos a nivel global. Retos que van desde la búsqueda de una prosperidad económica más justa y equilibrada hasta la lucha contra el cambio climático, pasando por la mejora de la calidad de vida y la cohesión social. Para todo ello, las ciudades, hogar de más del 50% de la población mundial, son palancas de cambio imprescindibles, y no es de extrañar que hacia ellas se vuelquen los avances científicos realizados en numerosas disciplinas: sociología, economía, política, pero también biología, o astrofísica.

Es en la relación entre urbanismo y matemáticas donde se centra el núcleo de la contribución de Michael Batty, geógrafo y profesor en el University College de Londres quien, en su último libro “The new science of cities” (La nueva ciencia de las ciudades) propone un buen número de herramientas matemáticas para comprender mejor esos fascinantes ecosistemas, en gran medida aún desconocidos, como son las aglomeraciones urbanas. Continue reading

Share