Los 10 posts más leídos sobre innovación urbana de 2016

Es curioso, porque aunque 2016 ha quedado definitivamente enmarcado en el rectángulo del retrovisor, nos da la impresión de que su huella, en lugar de irse empequeñeciendo a medida que el tiempo transcurre hacia adelante, se va a hacer cada vez más presente. Como si fuésemos avanzando por una carretera en la que viésemos los carteles al revés, anunciándonos los lugares que ya hemos dejado atrás: la materialización de la victoria de Trump, los efectos del Brexit sobre la política y economía europeas, los cambios políticos que (aún) están por llegar como consecuencia de la onda expansiva proveniente de Siria…

En lo que respecta al mundo de la innovación y de las ciudades, el año que acaba no nos ha traído cambios especialmente disruptivos; diríamos más bien que ha sido un tiempo de acentuación de tendencias, en el que ciertos fenómenos aparecidos con anterioridad se han hecho más presentes y nos han mostrado cuán relevantes serán para el futuro. Al igual que hablamos de geopolítica, quizás deberíamos empezar a hablar de geo-innovación: innovación a gran escala con un hondo impacto en nuestras vidas cotidianas. En OpenYourCity hemos seguido pensando, aprendiendo y leyendo sobre el mundo en que vivimos y el que nos espera. A veces mirando al pasado para tratar de anticipar el futuro, y otras veces escudriñando el mundo que viene solamente para acabar de comprender mejor el momento en que vivimos.

Los artículos que aparecen a continuación han sido los más leídos por nuestros lectores en 2016. Queden escritos en el umbral del nuevo año que comienza a modo de resumen de lo que dejamos atrás, o como anticipo de lo que viene. Sigue leyendo

Share

e-distopia: el comienzo del final

Dystopia © Erik Mauer https://www.flickr.com/photos/squirrel_brand/

Que 2016 ha sido un año sorprendente no cabe duda, no por lo agradable sino porque ha ido por derroteros inesperados.
Cuando teníamos muchas esperanzas puestas en los movimientos ciudadanos en varias partes del mundo, nos hemos encontrado que la indignación ante la pérdida de lo común se ha convertido en miedo a la pérdida de lo mío.

La combinación manipulación-represión ha permitido que sólo se movilicen aquellos que son fáciles de manejar. Pareciera que las urnas se hubieran expuesto para probar sistemas de big data, antes que para consultar la opinión social. En todos los casos ha habido gran abstención y exiguas diferencias de votos han tenido gran repercusión social. Lo hemos visto en algunos partidos en España, en EEUU, en UK, Austria y pronto lo veremos en otros países de nuestro entorno Francia, Alemania, etc.
¿Cual será nuestra “expectativa”, que no “esperanza” para el futuro?

Ahí van mis dos centavos: Sigue leyendo

Share