Cómo montar una actividad extraescolar tecnológica en tu colegio

Esta misma semana, en el Colegio Público Ramón Sainz de Varanda, en el barrio de La Paz de Zaragoza, 25 niños y niñas de 8 a 11 años han comenzado la actividad extraescolar semanal de “creatividad tecnológica”. Aunque inicialmente se preveía solamente un grupo de 10 a 15 niños, el gran interés de los chavales y de las familias ha aconsejado abrir un segundo grupo. Otros colegios ya la habían montado antes y hay modelos distintos. A continuación queremos contar cómo se ha hecho en este caso por si resulta de interés para padres o profesores que se planteen hacer algo similar.

La previa: sembrar

Probablemente no sea la mejor idea tratar de sacar adelante una actividad extraescolar tecnológica sin un cierto trabajo previo de información y sensibilización hacia la comunidad educativa. Este trabajo comenzó hace dos años informando a familias del colegio sobre las múltiples y variadas actividades que en nuestra ciudad se desarrollan en torno al movimiento “maker” tecnológico. Aunque se trata de un trabajo paciente, es agradecido, pues muchas familias, tecnológicas o no, intuyen que el futuro de sus hijos puede pasar cerca de aquí, y que en todo caso les irá un poco mejor si en ese futuro pueden tener un papel más cercano al productor de tecnología que al usuario. Sin embargo, la mejor difusión es la que hacen los propios chavales. Si disfrutan (y lo hacen), a la próxima volverán quizás acompañados por sus amigos.

La previa: el riego

No dejan de tener su mérito esos niños que, un sábado por la mañana de Mayo en lugar de irse al partido de fútbol o de baloncesto vienen a celebrar, por ejemplo, el Día Mundial del Scratch. Si se puede facilitar la logística de los desplazamientos o de los materiales (no todo el mundo tiene un portátil), ayudarles a instalar programas, acompañarles durante la actividad si no conocen a otros niños, lo tendrán un poco más fácil. Buscar y estar disponibles para facilitar recursos más avanzados a los chavales que quieran ir más allá también es una buena idea.

La actividad: proponer

Finales de Agosto es el momento en que se dibuja el programa de actividades extraescolares. En nuestro colegio las extraescolares las gestiona, directa o indirectamente, el AMPA. Con la comunidad educativa positivamente predispuesta, una única reunión fue suficiente para que la junta del AMPA aceptase la propuesta de ir adelante con la actividad.

La actividad: diseño

El programa se divide en tres bloques trimestrales: Scratch (programación de juegos), Arduino (electrónica), y un tercer bloque consistente en la construcción de un proyecto, más o menos complejo en función de cómo avancen los grupos y de su dinámica en el tercer trimestre. No se ha incluido robótica este año por una cuestión de costes de materiales pero, puesto que a los chavales les encanta, para el año que viene se puede reconsiderar su inclusión. La descripción de la actividad completa puede verse aquí.

La actividad: impartición

Por una cuestión de disponibilidad personal se ha optado por encargar la actividad a una empresa con experiencia, con la colaboración en el aula siempre de algún padre (que no necesariamente debe ser tecnológico, ya que los conceptos y herramientas no son complejos). Este modelo mixto facilita el tema de seguros y mantiene el coste en monitores (el principal) a un nivel asequible para las familias. El colegio ha puesto el aula de informática a disposición de la actividad, lo cual es de agradecer, pues los niños no necesitan salir del cole, y además elimina la gran barrera de acceso que supondría el no disponer de portátil o tablet propio.

¿Y después?

Dado el éxito inicial, es esperable continuar al año que viene. Para entonces un buen desafío será atender a la enorme disparidad de niveles (se cuenta en el grupo ya con auténticos frikis, y también con principiantes). Se considerará como ya se ha dicho la inclusión de la robótica, y quizás los chavales sean capaces de producir algún cachivache para el propio colegio (¿por qué no una impresora 3D?). El hecho de que uno de los padres que colaboran en la actividad sea, además, profesor del centro, nos permite soñar con que la cultura “Do It Yourself” tecnológica pueda ir introduciéndose en los recorridos académicos del colegio. Cómo enfrenten el futuro estos niños es ya harina de otro costal pero, al menos durante su paso por el colegio del barrio, habrán “cacharreado” a gusto.

Share

7 pensamientos en “Cómo montar una actividad extraescolar tecnológica en tu colegio

    • Efectivamente, es bueno que los profesores lo vean porque estas cosas no siempre son sencillas de explicar. Y la labor de Zagales Hacklab… de quitarse el sombrero. Es una suerte para las ciudades que existan comunidades así.

      Un abrazo

  1. Pingback: Innovación ciudadana: la fábrica de "city makers" | Open Your CityOpen Your City

  2. Pingback: El movimiento maker se nos hace mayor | Open Your CityOpen Your City

  3. Pingback: ¿Qué tiene que ver Scratch con la economía? ¿Y con la democracia? | Open Your CityOpen Your City

  4. Pingback: Creatividad tecnológica: mantener al alcance de los niños - Open Your CityOpen Your City

  5. Pingback: Creatividad tecnológica: mantener al alcance de los niños - Open Your CityOpen Your City

Los comentarios están cerrados.