Marshall McLuhan. Understanding media (and cities)

McLuhanI first new about Marshall McLuhan in 2011. José Carlos Arnal, former Director of the Zaragoza City of Knowledge Foundation, had introduced me to Mariano Salvador, a young local journalist who had just co-organized a remembrance exhibition about McLuhan at the Pratt Center in New York City.

I had no idea at the time that, under such resonant name, terms we were already familiar with, like “global village” or “the medium is the message”, had been coined and so acutely described. Those were the times when we were a small “guerrilla” of avid learners pushing for a shift in the economic model of our city, Zaragoza (Spain), and insanely committed to the launching of the city’s innovation flagship: Etopia Center for Arts and Technology. When Etopia Center finally opened two years later, in June 2013, a 600 square meter media façade wrapped around one of its three gigantic cubes illuminated with digital artworks the departure side of the city’s central station.

I stumbled upon McLuhan’s book Understanding Media on that very same summer of 2013, buried in a heap of books at the old, wood-and-dust smelling Venice’s Libreria Aqua Alta, just a week after having imparted a workshop on open place making with M.I.T. professor Michael Joroff as part of the inauguration activities of Etopia Center. I was so into the reading of place-making urbanists like Jane Jacobs and Jan Gehl at the time that I decided to put momentarily McLuhan aside. I stubbornly wanted to understand cities. Understanding media could wait.

Here is what I was missing. Sigue leyendo

Desatar la innovación. ¿Programar la innovación? ¿Medir la innovación?

proceso_idea(A partir de lecturas cruzadas)

Innovación es una de esas palabras con significado elástico que hemos incorporado con más o menos acierto a nuestro discurso diario y que sazona desde hace tiempo, como quien pone azúcar en el café, la retórica con la que se presentan las empresas e incluso los líderes políticos. Todo el mundo innova o quiere innovar. Lamentablemente en España la innovación no pasa en muchas ocasiones de esa retórica, a tenor de lo que indica el Informe COTEC 2015 sobre la evolución de la I+D+i, en el que los indicadores más relevantes empeoran desde el año 2012 de manera preocupante, tanto en el sector público como en el privado.

En esta línea, según McKinsey el 70% de los líderes empresariales pregonan a los cuatro vientos lo esencial de la innovación en el desarrollo de su estrategias corporativas mientras que sólo el 22% llevan cabo una evaluación del resultado real de esa innovación.

Cuando hablamos de generar innovación, parece que la única certeza es que no hay certezas, salvo quizá la presencia casi recurrente de capital intelectual, financiación y diversidad social. Más allá de esto (considerados únicamente como ingredientes necesarios y no suficientes), las recetas para desatar la innovación divergen enormemente en función del sector económico, el tipo de empresa o la posición del analista de turno. Por ello se debate con pasión de forma recurrente sobre si existen mecanismos que permitan planificar o sistematizar la innovación en las empresas, y si, en consecuencia, la innovación se puede medir, e incluso si esto último es adecuado. Sigue leyendo

The art of city making. Charles Landry

artOfCityMaking“The art of city making”, by Charles Landry, is a brilliant attempt to understand cities with the declared and simple objective of making them better. In its pages, the reader should not expect to find a step-by-step recipe of how to make cities from scratch. The book is targeted at those readers concerned, instead, with reconfiguring existing cities so they can fulfill their role of solution providers for its own people and, ultimately, for the world.

In an increasingly urbanized planet, understanding cities has never been so high in the agenda. Cities are the result of a multiplicity of relationships, flows, interests, layers, forces, all intertwined in intricate networks where phenomena from a variety of domains like psychology, physics, sociology, culture, politics, or biology combine to make every city unique.

Sigue leyendo

Your Mayor for President (1/3)

gt_624279_Broadband_BarrierThe fate of our cities is not written anywhere: the would languish, flourish or collapse. What is indeed written, and documented, and nonetheless it is a matter of common sense, is that all cities possess a principal asset to face whatever challenge (environmental, social or economic) they confront: people. And through people there comes ideas. And if we add talent to good ideas they will be likely to materialize in projects of entrepreneurship. Now, let’s add a minimum of infrastructures, services and access to capital and we will have economic development and employment, and through them, taxes and good public services. And thanks to the public services we have better education (more talented people), equal opportunities, more safety and better quality of life. It all begins, then, by the city: its people and its ideas. Sigue leyendo

Jan Gehl. How to study public life

howToStudyPublicLifeVaya por delante que pensamos que el fenómeno de las “Smart Cities”, más allá de su componente “hype” industrial, trata fundamentalmente de parchear a base de tecnología los fallos del planeamiento urbanístico. Desde esa óptica, no es extraño que las ciudades que ocupan los primeros puestos en los más serios ránkings de ciudades inteligentes son aquéllas que cuentan con las mejores escuelas de urbanistas y en las que el conocimiento práctico y teórico entre ciudad y universidad circula en ambos sentidos con fluidez. No es extraño, por tanto, que Copenhague, gracias a urbanistas como Jan Gehl, ocupe el número 1. Sigue leyendo

La eficiencia en el sector público

eficienciaGracias a Marta de Miguel @mamiesp, incansable innovadora y emprendedora desde lo público, por regalarme este libro hace ya tiempo

¿Es la gestión por objetivos aplicada al ámbito público una auténtica catástrofe? ¿Deberíamos reducir el número de objetivos e indicadores de gestión, o mejor, hacerlos desaparecer? ¿Es nocivo un sistema de gestión diseñado mediante objetivos?

Así de contundente y provocador se muestra John Seddon en su libro “Eficiencia en el sector público. Un enfoque sistémico”, en el que, apoyado en la experiencia Británica, pone patas arriba las reformas administrativas llevadas a cabo bajo el paradigma de la gestión de Mando y Control (importado del sector privado) y cuya seña de identidad es el establecimiento de objetivos cuantitativos para medir el éxito de un servicio. Seddon, que ilustra ampliamente su tesis con ejemplos sobre la gestión pública de la vivienda social o la vigilancia policial en el Reino Unido, defiende que cualquier sistema de gestión público basado en objetivos cuantitativos nace corrupto, puesto que todo él va a enfocarse en su autoconsecución o autovalidación, mucho más que en prestar mejores servicios públicos, fin último de toda administración. Seddon advierte de que, a pesar de lo anunciado a bombo y platillo, las reformas administrativas centradas en la gestión por objetivos e indicadores han empeorado notablemente la calidad de las prestaciones y no han sido capaces de reducir los costes operativos, más bien todo lo contrario. Sigue leyendo

Y la tecnología mató a la clase media. Tyler Cowen “Average is over”

clasemediaAcabamos de terminar el libro de Tyler Cowen “Average is over”. En él, el economista estadounidense realiza un intento descarnado de predecir la evolución del mercado laboral, de la educación y de la ciencia en un mundo cada vez más tecnificado. La lectura era pertinente, pues parte de nuestro trabajo consiste en impulsar algunos de los procesos de cambio (aprendizaje y emprendimiento tecnológico, principalmente) que nos deberían permitir afrontar en mejores condiciones el futuro.

La primera parte de “Average is over”, Bienvenidos a la hiper-meritocracia, es una radiografía de las crecientes desigualdades que se dan en el mercado del trabajo. Los datos de los últimos 60 años indican que, en general, los salarios en el mundo desarrollado han disminuido, y que los empleos con salarios “tipo clase media” también. Cada vez es más difícil encontrar un trabajo en la media de la pirámide laboral, y cada vez esa media está más abajo. En contraposición con esta tendencia, los sueldos altos cada vez lo son más. Es decir, el resultado de las fuerzas que moldean el ámbito laboral desde hace décadas es que hay un gran ejército de “grandes perdedores” y una reducida élite de “grandes ganadores”.

Sigue leyendo

Jan Gehl. “Ciudades para la gente”

janGehlBrightonRoadVida, espacio público y edificios; en ese orden”. Es la sencilla idea acerca de cómo abordar el delicado oficio de la planificación urbana que Jan Gehl, influyente arquitecto y urbanista danés, trata de difundir a través de su obra y de sus trabajos en ciudades como Nueva York, Brighton, Copenhague, Sydney, Auckland o Adelaida.

Gehl (Copenhague, 1936) se reconoce seguidor de la “abuela” del urbanismo humanista, la gran Jane Jacobs, que con su aguda mirada a pie de calle, su activismo y su libro “Muerte y vida de las grandes ciudades americanas”, ayudó a que los urbanistas del siglo XX recordaran, tras décadas aquejados de la amnesia modernista que siguió a la irrupción de la cultura del automóvil, los procesos que impulsaban la vida en nuestros barrios y ciudades. Sigue leyendo