¿Qué le pasa al autobús que ya no me habla?

¿Qué le pasa al autobús que ya no me habla?

iot_public_servicesEn un futuro esta frase tendrá sentido y la falta de interacción con los servicios ciudadanos será tan obsoleta como imaginar que un smartphone se “cuelga” de algún sitio.

Actualmente la tecnología va empapando poco a poco las ciudades. Cada vez tenemos más elementos de la ciudad conectados, ya sea el transporte público, los edificios, los suministros, los servicios e incluso el mobiliario urbano, pero no siempre ha sido así, ni se quedará en esto. Sigue leyendo

La ciudad en 2020

El pasado 17 de Octubre participamos en el cierre del proyecto “Ciudad 2020” junto con el resto de miembros del consorcio. La Escuela de Ingenieros de Telecomunicación de la Universidad Politécnica de Madrid fue testigo de unos resultados de proyecto que solidifican algunos de los preceptos sobre las que las ciudades inteligentes de los próximos años van a construirse:

  • el papel de la ciudadanía en el diseño y la construcción de ciudad va a redefinirse a pasos agigantados. Hemos pasado en unos pocos años del absolutismo “smart” al “despotismo ilustrado” o citizentrismo (“todo para el ciudadano pero sin el ciudadano”) y, de ahí, al modelo “Portoalegre” (“la ciudad se diseña desde abajo”) a medida que nuestra sociedad demandaba, arrastrada por el 15M y post-15M, una participación más directa. Por supuesto, estamos hablando de discurso, pues la realidad va mucho más lenta que los cambios conceptuales. La construcción de la ciudad desde abajo está, de momento, circunscrita a la gestión de espacios concretos. Entre otras cosas porque nadie sabe realmente cómo se construye “toda” una ciudad desde abajo. Sin embargo, y a medida que las nuevas corporaciones añadan las necesarias dosis de “realpolitik” a su gestión, la ciudad irá virando hacia un modelo mucho más interesante: la co-creación de servicios “con” y “por” la ciudadanía, de una manera colaborativa entre todos los agentes institucionales, empresariales y cívicos.

Sigue leyendo

Ponga un CIO en su ciudad

(Como parte de mi intervención en Jornadas SmartCity del ICEMD-ESIC)

He tenido el honor de trabajar durante 12 años por mi ciudad, Zaragoza, y he podido hacerlo junto a un gran alcalde, Juan Alberto Belloch, en uno de los momentos más excitantes de la historia reciente de la ciudad; en una primera etapa (2003-2007) como Concejal de Ciencia y Tecnología, entre otras responsabilidades; como Director de Ciencia y Tecnología desde 2007 hasta julio de 2015.

Lejos de hacer un balance particular de logros y frustraciones durante este extenso periodo, en el que ha habido de todo (ahí queda para la valoración individual de cada uno, mucho más objetiva ésta, aunque suene contradictorio), prefiero exponer dos o tres ideas de carácter general y que bien pueden asociarse a cualquier ciudad de tamaño medio.

Una legislatura de gobierno da para bien poco, sobre todo si se pretende iniciar un camino inédito. Tres legislaturas es, quizá, un poco más de lo que consideraría razonable para dirigir y ejecutar un proyecto de ciudad; por frescura en el desempeño, por incorporar nuevas ideas desde diferentes perspectivas, el relevo es esencial. En el ámbito de la modernización de la ciudad esto último se me hace todavía más evidente.

Lo que se entiende por “modernizar la ciudad” puede cambiar sustancialmente de significado en función de quien lo expresa. En mi opinión modernizar consiste en utilizar todas las herramientas a nuestro alcance para vivir mejor en términos generales, lo que nos conduce ineludiblemente al uso intensivo de tecnologías de la información y de la comunicación (TIC), puesto que son las herramientas que tenemos a nuestra disposición hoy en día. Como punto de partida, la ciudad que conocemos es digital de forma creciente e inapelable porque lo es también la organización que presta los servicios de ciudad, el ayuntamiento, bien sea de forma directa o a través de concesionarias.

Sin embargo, se hace cada vez más evidente que la condición digital “genética” no es suficiente para hablar de esa ciudad modernizada. Sigue leyendo

Internet de tus cosas

IoYTPara que el futuro se haga realidad, lo primero que debemos hacer es contarlo. En OpenYourCity nos gusta imaginar, contar, escribir y construir la ciudad en la que nos gustará vivir en el futuro. Además del urbanismo, juega un papel fundamental la tecnología. El éter que todo lo impregna y amalgama.

En los últimos años, hemos vivido una transformación en la que los ordenadores que aparecieron de forma esporádica, se han multiplicado entrando en los hogares. Se han conectado entre sí creando redes, permitiendo que nos comunicásemos de las formas más diversas y rompiendo las reglas emisor-receptor. Sigue leyendo

Jan Gehl. How to study public life

howToStudyPublicLifeVaya por delante que pensamos que el fenómeno de las “Smart Cities”, más allá de su componente “hype” industrial, trata fundamentalmente de parchear a base de tecnología los fallos del planeamiento urbanístico. Desde esa óptica, no es extraño que las ciudades que ocupan los primeros puestos en los más serios ránkings de ciudades inteligentes son aquéllas que cuentan con las mejores escuelas de urbanistas y en las que el conocimiento práctico y teórico entre ciudad y universidad circula en ambos sentidos con fluidez. No es extraño, por tanto, que Copenhague, gracias a urbanistas como Jan Gehl, ocupe el número 1. Sigue leyendo

“Live in a living city” Santander

El 21 de Enero de 2015 fuimos invitados a participar en el evento “Live in a Living City” que, desplazado a Santander, tuvo como hilo conductor la necesidad de “humanizar” el fenómeno de las “Smart Cities”.

Colaboración, comunidad, inclusión, accesibilidad, son sustantivos que encajan con una visión más humana de las ciudades inteligentes, como también encajan con el código abierto (“open source”, en inglés). Entender las ciudades por parte de sus ciudadanos, poder reconfigurarlas, reconstruirlas y reprogramarlas, son capacidades que también forman parte de una visión de la ciudad de código abierto, a la vez humanista, innovadora, creativa y generadora de riqueza.

Redes como WiZi, software como Azlinux y Vitalinux, procesos de construcción de ciudad como Open Urban Lab, edificios como el Pabellón del Agua Digital, comunidades como Zagales Hacklab o programas como “Colonia Etopia” o “Esto no es un solar” nos hablan de esta triple dimensión humana, innovadora y social y económicamente valiosa.

Los ejemplos anteriores son algunos de que Zaragoza puede aportar a esta particular forma de entender la estrategia de innovación de la ciudad. Una estrategia que apuesta por reforzar la identidad de la ciudad invirtiendo fundamentalmente en el talento local, con especial atención a los niños.

El vídeo del evento puede accederse aquí. (Nuestra intervención a partir de las 3h11′)

Nota: agradecemos al Ayuntamiento de Santander (José Antonio Teixeira, moderador de nuestro panel) y, especialmente, a Carlos Moreno, el haber contado con nosotros para este inspirador evento.