Desatar la innovación. ¿Programar la innovación? ¿Medir la innovación?

proceso_idea(A partir de lecturas cruzadas)

Innovación es una de esas palabras con significado elástico que hemos incorporado con más o menos acierto a nuestro discurso diario y que sazona desde hace tiempo, como quien pone azúcar en el café, la retórica con la que se presentan las empresas e incluso los líderes políticos. Todo el mundo innova o quiere innovar. Lamentablemente en España la innovación no pasa en muchas ocasiones de esa retórica, a tenor de lo que indica el Informe COTEC 2015 sobre la evolución de la I+D+i, en el que los indicadores más relevantes empeoran desde el año 2012 de manera preocupante, tanto en el sector público como en el privado.

En esta línea, según McKinsey el 70% de los líderes empresariales pregonan a los cuatro vientos lo esencial de la innovación en el desarrollo de su estrategias corporativas mientras que sólo el 22% llevan cabo una evaluación del resultado real de esa innovación.

Cuando hablamos de generar innovación, parece que la única certeza es que no hay certezas, salvo quizá la presencia casi recurrente de capital intelectual, financiación y diversidad social. Más allá de esto (considerados únicamente como ingredientes necesarios y no suficientes), las recetas para desatar la innovación divergen enormemente en función del sector económico, el tipo de empresa o la posición del analista de turno. Por ello se debate con pasión de forma recurrente sobre si existen mecanismos que permitan planificar o sistematizar la innovación en las empresas, y si, en consecuencia, la innovación se puede medir, e incluso si esto último es adecuado. Sigue leyendo

Una de plataformas SMART (2/2). Un menú variado

Viene de: “Una de plataformas SMART (1/2)”

Un menú variado de plataformas Smart

Detrás de cada plataforma Smart hay, como poco, una gran empresa tecnológica. Algunas de ellas han sido impulsadas desde el ámbito público, bien sea a través de mecanismos de financiación europeos o bien como apuesta específica. Otras son el resultado del esfuerzo de grandes compañías en el desarrollo de sistemas inteligentes de gestión de operaciones. Entre las primeras podemos destacar FIWARE, Sofia y CityOS. Entre las segundas Wonderware-Schneider o Intelligent Operations Center-IBM.

Tanto FIWARE como Sofia han sido financiados por la Unión Europea. FIWARE a través del proyecto “Future Internet PPP” del pasado 7FP en el que TELEFÓNICA tuvo un papel preponderante. Sofia a partir de un ARTEMIS en el que participaron INDRA y ACCIONA. A día de hoy, Valencia es el escaparate de FIWARE, La Coruña el de Sofia y Zaragoza el de Wonderware. Sigue leyendo

Una de plataformas de SMART CITY (1/2)

candy-999865_1280

Imagen tomada de pixabay.com

Este verano he tenido la oportunidad de colaborar con una AAPP en la elaboración de una propuesta para la convocatoria de Territorios Inteligentes de Red.es. Gracias a ello he podido profundizar un poco más en el universo de las denominadas plataformas SMART. Resumo en las dos siguientes entradas algunos de los apuntes más destacados.

Soy consciente de que este post suena de entrada a Terror Tecnológico, lo que me da pie para insistir en el hecho de la ciudad digital. Ya sé que la ciudad inteligente no se trata fundamentalmente de tecnología, sino de personas. Pero es incuestionable que las ciudades son cada vez más digitales a partir de un proceso de adopción intensiva de TIC en el que afortunadamente no solo estamos aumentando la eficiencia de los procesos, sino que la transformación trae consigo nuevos servicios y una mejora sustancial de los estándares de calidad de vida. Kenneth Cukier describe bien la noción de revolución tecnológica en “Big data and the future of business” cuando apunta que no se trata simplemente de “más de lo mismo en mayor cantidad”, sino de un “más de algo nuevo”, de un “más mejor”, de un “más diferente”.

¿Qué hay de nuevo con las plataformas SMART? ¿Qué mejoras aportan?¿Qué traen de diferente?¿Que es una plataforma SMART?

En España nos hemos tomado con bastante entusiasmo, al menos de partida, la cuestión de las ciudades inteligentes. Así, entre otras medidas hemos puesto en marcha la RECI, hemos desarrollado el Plan Nacional de Ciudades Inteligentes y hace ya más de dos años que la SETSI lanzó el Comité Técnico de Normalización AEN/CTN178 “Ciudades inteligentes”. Sigue leyendo

Ponga un CIO en su ciudad

(Como parte de mi intervención en Jornadas SmartCity del ICEMD-ESIC)

He tenido el honor de trabajar durante 12 años por mi ciudad, Zaragoza, y he podido hacerlo junto a un gran alcalde, Juan Alberto Belloch, en uno de los momentos más excitantes de la historia reciente de la ciudad; en una primera etapa (2003-2007) como Concejal de Ciencia y Tecnología, entre otras responsabilidades; como Director de Ciencia y Tecnología desde 2007 hasta julio de 2015.

Lejos de hacer un balance particular de logros y frustraciones durante este extenso periodo, en el que ha habido de todo (ahí queda para la valoración individual de cada uno, mucho más objetiva ésta, aunque suene contradictorio), prefiero exponer dos o tres ideas de carácter general y que bien pueden asociarse a cualquier ciudad de tamaño medio.

Una legislatura de gobierno da para bien poco, sobre todo si se pretende iniciar un camino inédito. Tres legislaturas es, quizá, un poco más de lo que consideraría razonable para dirigir y ejecutar un proyecto de ciudad; por frescura en el desempeño, por incorporar nuevas ideas desde diferentes perspectivas, el relevo es esencial. En el ámbito de la modernización de la ciudad esto último se me hace todavía más evidente.

Lo que se entiende por “modernizar la ciudad” puede cambiar sustancialmente de significado en función de quien lo expresa. En mi opinión modernizar consiste en utilizar todas las herramientas a nuestro alcance para vivir mejor en términos generales, lo que nos conduce ineludiblemente al uso intensivo de tecnologías de la información y de la comunicación (TIC), puesto que son las herramientas que tenemos a nuestra disposición hoy en día. Como punto de partida, la ciudad que conocemos es digital de forma creciente e inapelable porque lo es también la organización que presta los servicios de ciudad, el ayuntamiento, bien sea de forma directa o a través de concesionarias.

Sin embargo, se hace cada vez más evidente que la condición digital “genética” no es suficiente para hablar de esa ciudad modernizada. Sigue leyendo

II Jornadas Smart Zaragoza: “Yes we platform”

smartZGZrecort

Fuente: Tiramisú producciones

Ayer celebramos una interesante jornada sobre smartcity en la que analizamos desde muy diferentes perspectivas los retos de Zaragoza en su camino hacia la “Sociedad del Conocimiento”. Permítanme que utilice con cierta nostalgia esta antigua etiqueta para referirme a todo un conjunto de iniciativas llevadas a cabo desde múltiples ámbitos de la ciudad con el objetivo de modernizarse, ser más competitiva y mejorar la calidad de vida de sus habitantes. En definitiva una actitud de toda la sociedad frente a unos retos que no han cambiado sustancialmente desde hace muchos años, aunque sí la manera de referirse a ellos y su presencia en el imaginario colectivo.

Así, ayer se trató sobre las oportunidades de una ciudad como laboratorio urbano en su recorrido modernizador, la presencia perenne de la sostenibilidad medioambiental en los proyectos de ciudad auspiciados por la Unión Europea, las posibilidades del CrowdFunding como nuevo mecanismo de financiación de proyectos de innovación, o la incuestionable relevancia de “lo digital” en la gestión de la SmartCity.

Me extenderé en esta última parte, donde tuve el placer de moderar una intensa mesa redonda muy enfocada en las denominadas “Plataformas SMART”, compartiendo puntos de vista desde la posición técnica de la ciudad como de las empresas que las suministran e integran. El panel, de lujo, contó con las aportaciones de Ramón Ferri-Jefe del departamento TIC del Ayuntamiento de Valencia, Pere Comas-Arquitecto del CityOS del Ayuntamiento de Barcelona, Ricardo Aguado de INDRA (Sofia) y David Johera de LOGITEK (Wonderware). Sigue leyendo

Informe de generación de riqueza CIEM 2013

Acabamos de presentar el Segundo informe de generación de riqueza CIEM 2013 (catálogo en open data aquí) que recoge, a través de indicadores cuantitativos, los resultados económicos generados por empresas alojadas en los centros de incubación y aceleración empresarial CIEM y CIEM Torre Delicias. El documento no se trata de un contrapunto al enfoque sistémico de la gestión en la administración (como discutíamos hace unos días), ni responde a un planteamiento de Mando y Control en la dirección de los viveros/aceleradoras municipales. Más bien, puede considerarse como una sonda que permite obtener información de primera mano sobre cómo lo están haciendo las start-ups de base tecnológica y, con ello, poder modular los servicios de aceleración que se prestan; una experiencia pionera sobre el impacto de la actividad económica local de un sector, del que se esperan grandes cosas en los próximos años. Además, el informe puede convertirse con el tiempo en una referencia  para otros estudios sobre impacto económico real de la actividad emprendedora, y sobre, qué tiene sentido medir en este contexto.

Aprovecho la presentación del informe para hacer algunas valoraciones generales sobre el proyecto CIEM, que creo, pueden servir a otras ciudades. Sigue leyendo

La eficiencia en el sector público

eficienciaGracias a Marta de Miguel @mamiesp, incansable innovadora y emprendedora desde lo público, por regalarme este libro hace ya tiempo

¿Es la gestión por objetivos aplicada al ámbito público una auténtica catástrofe? ¿Deberíamos reducir el número de objetivos e indicadores de gestión, o mejor, hacerlos desaparecer? ¿Es nocivo un sistema de gestión diseñado mediante objetivos?

Así de contundente y provocador se muestra John Seddon en su libro “Eficiencia en el sector público. Un enfoque sistémico”, en el que, apoyado en la experiencia Británica, pone patas arriba las reformas administrativas llevadas a cabo bajo el paradigma de la gestión de Mando y Control (importado del sector privado) y cuya seña de identidad es el establecimiento de objetivos cuantitativos para medir el éxito de un servicio. Seddon, que ilustra ampliamente su tesis con ejemplos sobre la gestión pública de la vivienda social o la vigilancia policial en el Reino Unido, defiende que cualquier sistema de gestión público basado en objetivos cuantitativos nace corrupto, puesto que todo él va a enfocarse en su autoconsecución o autovalidación, mucho más que en prestar mejores servicios públicos, fin último de toda administración. Seddon advierte de que, a pesar de lo anunciado a bombo y platillo, las reformas administrativas centradas en la gestión por objetivos e indicadores han empeorado notablemente la calidad de las prestaciones y no han sido capaces de reducir los costes operativos, más bien todo lo contrario. Sigue leyendo

eAdministración: ¿Por fin accesible?

capitan_americaHemos comentado en alguna ocasión la enorme dificultad que supone acceder a servicios de administración electrónica a través de certificados electrónicos. No es sólo una impresión extendida sino una realidad dolorosa que se plasma con frecuencia en los logs de nuestros sistemas de eAdministración, que muestran cómo muchos de los usuarios que acceden a estos servicios acaban desistiendo cuando alcanzan la fase de identificación digital o firma. En cierto modo, la eAdmin parece pensada para héroes y las continuas quejas relativas al uso de certificados electrónicos están plenamente justificadas.

Afortunadamente es muy posible que estemos en el principio del fin de esta situación. El pasado viernes 19 de septiembre el Consejo de Ministros aprobó la puesta en marcha de una plataforma para la identificación, autenticación y firma electrónica mediante el uso de claves concertadas. El nuevo sistema denominado CL@VE, pretende ser universal para todas la administraciones públicas y se apoya en el uso del PIN de 24 horas y claves concertadas, mecanismos que ya han sido probados con éxito por la Agencia Tributaria y la Seguridad Social. Sigue leyendo