Open, Agile and Lean Startup Principles for Urban Innovation

Progress towards a more open and agile urban innovation is a must for city halls. The case could be named “Google versus City Hall”. Yes, cities change rapidly, but on too many occasions those changes are powered by the giants of the “new economy”: Google, Amazon, Airbnb, Uber… City Halls just lag behind those changes trying to control damages in the local economies and communities. We reckon that the smart city is built between a multiplicity of agents. The city hall, universities, local startups, big corporations, and, mostly, citizens. But also that a new type of conversation between cities and big corporations can happen. Sigue leyendo

Share

The city as an innovation platform. #ICCS2015, Shanghai.

shanghaiICCS2015

On 5th, June 2015 we spoke at the ‘International City Sciences Conference’ in Tongji University at Shanghai (China). The event gathered technologists, architects, policy makers and urban planners on deciphering how ‘New infrastructures for future cities’ could be planned, built and operated in these times of increasing uncertainty and breathtaking changes.

From the beginning of urbanization to the end of the 20th century, the historical ability of cities to adapt its form and function to the changing needs of people have been founded on a close relationship between urban planning and infrastructures. Traditionally servicing the purposes of urban planners, the role of infrastructures in cities is changing in this digital era. Digital infrastructures have contributed to the intentions of urban planners to revitalize city downtowns, recovering them as centers of production. Paradoxically, some of those digital entrepreneurs today run Internet giants like Google, Über, AirBnB or Amazon, and are launching innovative services at a much quicker pace than city authorities can regulate them. They are shaping, for good or bad, urban life. Sigue leyendo

Share

Crowdfunding ZGZ: financiación colaborativa para la ciudad de código abierto

logo2BNEl entorno social, económico, político y cultural en el que nos movemos nos han llevado durante los últimos tiempos a pensar que, para mejorar las probabilidades de éxito, los proyectos de Smart City deben poseer una naturaleza de “código abierto”, una concepción “lean-start-up” y una implementación ágil.

En la primavera de 2014 expusimos el potencial del “crowdfunding” como mecanismo de gobernanza pública. Así, el crowdfunding, además de una herramienta de financiación colaborativa, serviría como medio privilegiado para “tomar la temperatura” de aquellos “mínimos productos viables” con mayor potencial de generar beneficios sociales y económicos para nuestras comunidades locales.

El Laboratorio Urbano Abierto de Zaragoza (Open Urban Lab) es el laboratorio de I+D+i del proyecto de Smart City de Zaragoza. En otras palabras, el lugar físico y virtual donde construir y prototipar estas soluciones que, gracias a la financiación colaborativa y al “capital riego” de la propia ciudad, vamos a poder impulsar y hacer realidad.

9 meses después del lanzamiento de la idea en público, y con la colaboración de Goteo.org, “CrowdfundingZGZ” sale a la luz, en una sesión de diseño conducida por Enric Senabre (compañero en la mesa redonda donde originalmente lanzamos la idea) y a la que invitamos a las comunidades de emprendedores e innovadores de la ciudad.

City makers, nos vemos una vez más el Lunes 9 de Marzo a las 12h en Etopia.

Share

Smart cities sin tecnología. Agora2015 Donostia

fotoDanielAgora2¿Y si la tecnología no fuese tan importante en una ciudad inteligente? Quizás el verdadero desafío radique en su organización, en su manera de abordar los problemas, o en la integración de sus ciudadanos en el “city making”. Tres rasgos de estas futuras “smart cities” imaginadas: naturaleza de “codigo abierto”, pensamiento “lean-startup” y ejecución ágil. Sigue leyendo

Share

“Live in a living city” Santander

El 21 de Enero de 2015 fuimos invitados a participar en el evento “Live in a Living City” que, desplazado a Santander, tuvo como hilo conductor la necesidad de “humanizar” el fenómeno de las “Smart Cities”.

Colaboración, comunidad, inclusión, accesibilidad, son sustantivos que encajan con una visión más humana de las ciudades inteligentes, como también encajan con el código abierto (“open source”, en inglés). Entender las ciudades por parte de sus ciudadanos, poder reconfigurarlas, reconstruirlas y reprogramarlas, son capacidades que también forman parte de una visión de la ciudad de código abierto, a la vez humanista, innovadora, creativa y generadora de riqueza.

Redes como WiZi, software como Azlinux y Vitalinux, procesos de construcción de ciudad como Open Urban Lab, edificios como el Pabellón del Agua Digital, comunidades como Zagales Hacklab o programas como “Colonia Etopia” o “Esto no es un solar” nos hablan de esta triple dimensión humana, innovadora y social y económicamente valiosa.

Los ejemplos anteriores son algunos de que Zaragoza puede aportar a esta particular forma de entender la estrategia de innovación de la ciudad. Una estrategia que apuesta por reforzar la identidad de la ciudad invirtiendo fundamentalmente en el talento local, con especial atención a los niños.

El vídeo del evento puede accederse aquí. (Nuestra intervención a partir de las 3h11′)

Nota: agradecemos al Ayuntamiento de Santander (José Antonio Teixeira, moderador de nuestro panel) y, especialmente, a Carlos Moreno, el haber contado con nosotros para este inspirador evento.

Share

Al servicio de la innovación

nueva_innovacionLa tecnología digital ha ido evolucionando de forma natural desde los avances físicos, a las infraestructuras y de ahí a los servicios*. Las compañías ya no venden ordenadores sino que prestan soluciones basadas en ellos.

En las ciudades no estamos haciendo eso. O todavía no.

Desde hace unos cuantos años en algunas ciudades estamos trabajando para fijar el talento local, atraer al de fuera y desarrollar la ciudad mediante la tecnología. En una conversación hace unos 11 años, junto con un grupo de hackers locales, planteábamos 3 puntos para llevar a cabo esto:

  • Conectividad. Mucho ancho de banda y barato. Y mucho es cualquier cantidad inferior a suficiente. Del ADSL a la fibra, del modem al 4G y aún no hemos terminado.
  • Proximidad. Si tienes a alguien con una idea, ponlo cerca de otro con otra idea y verás que efecto tan curioso: 1+1=3. Ahora tenemos incubadoras, centros de negocio, mentores, sesiones de networking, difusión y eventos. Sin embargo, sigue siendo necesario apoyar sobre todo a las redes temáticas que se autoorganizan: programadores, agilistas y hackers de todo tipo.
  • Fiscalidad. Este punto es el que peor llevamos. Si alguien tiene la “desgracia” de conseguir un cliente, se enterará de lo que es bueno. Tendrá que pagar, volver a pagar, será tratado como un delincuente en potencia y dedicará un importante esfuerzo personal a conocer leyes y procedimientos burocráticos que estarán muy abajo en su lista de prioridades. No se pretende tanto una reducción fiscal, como una adecuación de requisitos a la realidad de quienes empiezan.
Sigue leyendo
Share

Crowdfunding: ¿una herramienta “lean startup” para la gobernanza pública?

crowdfundingEl 29 de Mayo de 2014, junto a otros emprendedores e intra-emprendedores del ámbito público y privado, participamos en una mesa redonda sobre innovación y emprendimiento, con motivo del “IV Foro Nacional de Gobernanza en Internet”, en la que expusimos el potencial del “crowdfunding” como mecanismo de gobernanza pública.

Tras el taller que impartimos en Julio de 2013 acerca de pensamiento lean startup aplicado al rediseño del espacio público, el esquema descrito en este artículo constituye nuestra segunda aproximación a cómo algunos elementos de la filosofía “lean startup” pueden ayudarnos a mejorar nuestras ciudades. Sigue leyendo

Share

Start-ups: el cuarto pilar de las smart cities

IMG_20140526_231814Definitivamente, el emprendimiento se va consolidando como un cuarto pilar de las ciudades inteligentes. Un pilar que viene a complementar a los otros tres pilares clásicos que venían conformando hasta ahora el fenómeno: energía, movilidad y TIC. Son buenas noticias, porque, de lo contrario, las smart cities solo poseerían como valor la eficiencia, un bagaje demasiado pobre. De la mano de las startups, a la eficiencia se le puede sumar el valor del empleo de base tecnológica, lo que hace que muchos nos sintamos más cómodos al hablar de las ciudades inteligentes. Aunque para incorporar a las smart cities todo el potencial transformador de las ciudades faltan todavía por aceptarse un quinto pilar (la inclusión y cohesión social), un sexto (el Gobierno Abierto), y hasta un séptimo (la adopción de la cultura de la innovación), se trata sin duda de una muy buena noticia para la competitividad de nuestro país y, por extensión, de nuestro continente.  Sigue leyendo

Share