Alumbrado inteligente, sensible y con “sentido”

El diseño de sistemas de alumbrado inteligente pone de manifiesto algo que comentaba hace tiempo, en un post titulado “Smart Cities: sentido y sensibilidad”a la hora de desplegar nuevas soluciones tecnológicas en nuestras ciudades, hay que ser cuidadoso en no poner el “cerebro” (software) antes que la “sensibilidad” (los sensores) y, especialmente, que todo esto no fuera en contra del “sentido” (el factor humano y social).

Los ingenieros tenemos una fe casi ciega en la tecnología, hasta tal punto que tenemos tendencia a pensar antes en la solución que en el problema. Hace un par de años di un taller de “Smart Cities sin tecnología” en San Sebastián. Diseñamos un sistema de atención temprana a personas de avanzada edad usando a los tenderos del barrio como “vigilantes”, que ponían pegatinas rojas o verdes en el escaparate en función de que estas personas hubiesen o no pasado por la tienda en su rutina habitual, para proporcionar al asistente social del barrio, en su paseo diario, un “cuadro de mando” en tiempo real. Sigue leyendo

Zaragoza Sources the Code to Citizen Co-Creation

img-20160922-wa00212

Co-creation workshop of the open mobility challenge “Bicisur”

Back in 2003, a group of local geeks and open source advocates met with Zaragoza’s future mayor Juan Alberto Belloch who, after being the last all-mighty minister of Justice and Interior in the last of prime minister Felipe González’s cabinet, was running for office for his second term. After a short immersion in the open source community, Belloch “fell instantly in love” with Linux philosophy and quickly made open source-based innovation one of the axes of his political campaign. His plans included turning the northeastern capital of the Spanish Aragón into the “Redmond of the European free software world,” for which purpose his team projected a 102-hectare innovation district, a city-wide free public wireless network and an ambitious campaign of digital literacy, with the city hall leading and paving the way by becoming one of the most advanced European administration in systems migration towards open source software. In an article appeared in Wired in May 2003 he declared “this open source battle might not be easy, but ‘open’ is the way it must be.” Sigue leyendo

Arte y ciencia en la construcción de la ciudad

letterEisnteinBerna. Junio, 1907

“Estimado Sr. Einstein […] Sentimos que sus conclusiones sobre la naturaleza de la luz y la conexión fundamental entre espacio y tiempo son algo radicales. A grosso modo, nos parecen, de hecho, más cercanas a lo artístico que a la Física.”

Dr. Wilheim Heinrich. Decano de la Facultad de Ciencias

Estas semanas ha circulado por las redes la (famosa) falsa carta que Einstein recibió rechazando su solicitud para el puesto de profesor en la Universidad de Berna. En su lacónica, y ficticia, respuesta, el decano tachaba las ideas del genio alemán relacionando el espacio y el tiempo como radicales, pisando más el terreno del arte que el de la ciencia. Como sea que otro genial visionario, Marshall McLuhan, nos recuerda que los artistas están precisamente dotados de un poder anticipatorio para la ciencia, es fácil ponerse en la piel del pobre decano imaginario y comprender sus reticencias a contratar al físico-artista Albert Einstein. ¿Cómo contratar a un profesor para enseñar a los alumnos misterios del universo que no se descubrirían sino décadas después? Hasta el propio Einstein reconocía que su cerebro no era lo suficientemente maduro; que, en cierta medida, su mente era la de un niño. Sigue leyendo

Sharing big data: the next frontier in civic innovation

SharedSpaceIn an era of increasing urban concentration, the multiple risks that our society faces at the environmental, social or economic spheres can be better addressed by adopting innovative and well-informed urban policies. Those policies can not ignore the potential offered by the set of processes and technologies grouped under the generic ‘big data’ buzz-word.

If we take an historical angle, after the ‘big bang’ explosion of data, the new ‘dataverse’ is experiencing a quick inflationary phase. An inflationary expansion that is everything but homogeneous. Clearly, Internet businesses are leading the way fueled, first, by the inherent use of big data related technologies, some of which are even powering the development of the general concept of big data itself, and, second, by the highly competitive and innovative markets in which those companies operate.

However, the use of big data that those Internet giants make is only serving the purposes of their internal business development. In some cases, those companies are disrupting local economies in areas such as transportation or accommodation while bypassing local regulations. Über is a good example of a new paradox. The serious blow that they afflict to the community of local cab drivers not only affects self-employment in the city but also leads to a reduction in the overall local tax collection. To aggravate the bleeding, their systems may very well use, for instance, the data about road outages that the city hall releases in open data formats for routing optimization purposes, while the company locks the vast amount of valuable information gathered through their daily trips around the city. Sigue leyendo

El movimiento maker se hace mayor

1396115990354El movimiento “maker” o DIY (Do It Yourself) tecnológico ha pasado, en pocos años, de ser una tendencia reservada a unos pocos a ser cada vez más conocido. Poco a poco se va transitando del amateurismo a la profesionalización, y existen signos de que puede empezar a ser un factor de desarrollo educativo, cultural y también económico.

En 2011 celebramos uno de los primeros talleres DIY con niños con motivo del día internacional de Scratch, precisamente en un aula de 50 m2 dentro del Pabellón del Agua Digital. En ese taller, nos ayudaron alumnos del IES Los Enlaces como monitores. Hoy, algunos de esos alumnos Sigue leyendo

¿Y si los alcaldes gobernaran el mundo?

barber_comp-rev-1-678x1024Si, como muchos afirman, vivimos la época de “El triunfo de las ciudades” (en palabras de Edward Glaeser), no es descabellado pensar que los alcaldes cada vez van a ser más influyentes en la gobernanza global. Reflejo todo ello de que las ciudades, hoy en día, son motor económico y presentan evidentes oportunidades para contribuir a la solución de gran parte de los problemas que nos aquejan como sociedad. Bien diseñadas y gestionadas, las ciudades pueden ser garantía de desarrollo, sostenibilidad ambiental, cohesión social y mejora democrática. La masa crítica de capitales, talento, ideas y personas que una ciudad contiene es una combinación única que los países no pueden desperdiciar. A través de nuestro trabajo como “makers” urbanos de los últimos años, y preocupados por la doble crisis (económica y democrática), hemos ido vislumbrando cómo nos acercamos a una versión 2.0 del tiempo de las polis griegas.

Ya ampliamente aceptadas como incubadoras de la innovación tecnológica, las ciudades se empiezan a configurar como las nuevas incubadoras democráticas Sigue leyendo

Richard Sennett: “Juntos. Rituales, placeres y política de cooperación”

Sennett, Richard S12Alguien dijo que los buenos libros no son aquellos que no podemos dejar de leer sino los que tenemos que cerrar de vez en cuando porque una frase nos deja pensativos. El libro de Richard Sennett “Together: The rituals, pleasures, and politics of cooperation” (“Juntos. Rituales, placeres y política de cooperación”) tiene un efecto de ese tipo. Como muestra unas cuantas ideas que nos hicieron interrumpir su lectura y cuya relación con nuestro trabajo de diseñar nuevos espacios públicos darían por sí solas para varios artículos: Sigue leyendo

Place Matters

La cuestión de la relevancia de “lo físico” en un mundo fuertemente virtualizado no es nueva. En efecto se trata de un planteamiento recurrente desde hace años entre las reflexiones de sociólogos, filósofos tecnólogos y urbanistas. Incluso el cine ha acometido a su manera ésta metáfora llevada al extremo en películas como Matrix y sus secuelas, donde uno no sabe muy bien si lo que ve es real o forma parte de una realidad programada e insertada en el cerebro de los seres humanos.

Pero más allá del cine y de ejemplos extremos, puesto que la tecnología facilita y multiplica el contacto en tiempo real entre personas de todo el mundo, nos hacemos una y otra vez la pregunta de si sigue siendo importante el lugar, y como consecuencia de ello, si se pueden diseñar espacios y ciudades más apropiadas para la innovación, objetivos éstos en el centro de la agenda política, o mejor dicho, en el centro de la dialéctica política. Sigue leyendo