Free and Open Source Software (FOSS). Fueling growth in the local economy?

Ever since free software policies boomed at the beginning of the 21st century, one of the familiar mantras spelled out by any representative, while listing the benefits of promoting FOSS is the expected ability to foster the local economy. The equation is supposed to work as follows: Public administrations, companies and society promote the use of FOSS which generates license savings that can be devoted to software integration tasks including the development of new features. Those new developments are carried out mostly by local companies empowered by their capacity to manipulate the code. As a result, a virtuous circle arises with new local companies emerging around, FOSS increases its use and a positive feedback in terms of savings and employment goes back to the community.

In the study “Economic impact of open source innovation and the competitiveness of the ICT sector in the EU” contracted by the European Commission in 2007, the authors reported a strong economic impact of FLOSS in the economy and the stated that “FLOSS provides opportunities in Europe for new businesses, a greater role in the wider information society and business model that suits European SMEs”.

Far from making a review of the report and even though FOSS is present in almost any computer, one can have the feeling that, in terms of the promotion of an SMEs based innovation ecosystem, most of the predicted benefits are yet to come. Continue reading

Share

Repensando la ciudad: resiliencia y código abierto

En casos de grandes catástrofes las comunidades mejor estructuradas se recuperan más rápidamente. El huracán Katrina o la tormenta Sandy constituyen ejemplos válidos de reconstrucciones desde abajo. Las aproximaciones de código abierto encajan perfectamente con este espíritu comunitario. En el terremoto de Haiti, Open Street Maps constituyó la base sobre la que se cartografió el terreno y se pudieron organizar los primeros servicios de emergencia. En Fukushima, se utilizó una sencilla placa basada en hardware libre para que los ciudadanos comprobaran y se protegieran de niveles de radiación excesivos. En una situación de una crisis económica sin precedentes en décadas, pensamos que una estrategia de ciudad que presente una combinación única de Continue reading

Share

Rasgos de una ciudad de código abierto

El doble desafío, político y económico, al que se enfrentan nuestras maltrechas sociedades, puede tener respuesta desde las ciudades, pues en ellas se concentran los grandes silos de talento y potencial innovador. En un contexto fuertemente competitivo entre ciudades que pugnan por atraer inversiones, talento e innovación, no existe una única respuesta a la doble crisis que nos azota, sino que cada ciudad busca, consciente o inconscientemente, su oportunidad teniendo en cuenta su ser, sus fortalezas y sus capacidades. De todas las respuestas posibles nos interesa la que, bajo la denominación de “ciudad de código abierto” fija la riqueza en el territorio empoderando a la ciudadanía y a las empresas para que ambas, a su vez, se generen a sí mismas oportunidades usando las infraestructuras urbanas de manera inclusiva, abierta y cooperativa.

Mucho se habla últimamente de ciudad de código abierto, y no siempre de manera diáfana y comprensible. El concepto trasciende lo meramente tecnológico para impregnar una manera de “hacer ciudad” o, más exactamente, de “reconfigurar la ciudad” ya existente para mejorarla. Algunos rasgos que indican el grado de “apertura” de los proyectos, iniciativas y programas que lleva a cabo la ciudad pueden ser los siguientes: Continue reading

Share