Sharing big data to deploy smart energy services

londonEnergyBusesBNOn Jan, 29th 2015 we spoke at the “Smart energy UK & Europe Summit” in London, where we had the chance to discuss and develop the idea of advancing towards a “data sharing economy” at the urban ecosystem. What we were presenting, basically, is how a new kind of organizational relationship between urban players could eventually lead both to the creation of new social, scientific and economic value at the local scale, and to the development of new business prospects in those industries willing to play the game.

Cities have faced challenges in history with innovative ways of transforming the materials at their reach into innovative solutions. Whether we are talking about limestone, wood, brass, concrete, copper, or electrons, engineers have effectively used technology to provide security, access to drinkable water, sanitation, wired communications, or energy to households and people. Today, data is the new material upon which we can continue to develop innovative solutions to deal with the “bugs” or impracticalities (in Jane Jacobs’ words) of urban life. Sigue leyendo

Share

Ciudad 9000

coffee_grinderUna de las cosas que aprendimos los que nos criamos leyendo ciencia ficción, es que para que algo suceda, es necesario imaginarlo.

Todos conocemos obras en las que aparece un súper computador omnipresente y omnisciente que es capaz de servir y atender a los humanos, desde HAL 9000 de “2001, una odisea en el espacio” (del que toma el nombre este artículo), Multivac, WOPR, etc. Dejando aparte el mito del Golem que se rebela contra los humanos tan usado en estas obras, podemos decir que este ordenador empieza a existir. Es el conjunto de servicios en una ciudad.

Así que vamos a plantear una propuesta:
“Quiero que mi cafetera me despierte 20 minutos antes de que haya una bici de alquiler disponible. Y que la reserve en la parada a mi nombre” Sigue leyendo

Share

¿Qué le pasa al autobús que ya no me habla?

¿Qué le pasa al autobús que ya no me habla?

iot_public_servicesEn un futuro esta frase tendrá sentido y la falta de interacción con los servicios ciudadanos será tan obsoleta como imaginar que un smartphone se “cuelga” de algún sitio.

Actualmente la tecnología va empapando poco a poco las ciudades. Cada vez tenemos más elementos de la ciudad conectados, ya sea el transporte público, los edificios, los suministros, los servicios e incluso el mobiliario urbano, pero no siempre ha sido así, ni se quedará en esto. Sigue leyendo

Share

La colonización del dato

roman-aqueduct-bn

Fotografía de planetware.com. Original en http://www.planetware.com/tourist-attractions-/segovia-e-castl-seg.htm

El pasado 28 de Mayo fuimos invitados a hablar sobre nuevas infraestructuras de ciudad en el “Meet & Talk Congress 2015” que, organizado por la Wonderware, congregó a más de 200 especialistas del sector de la automatización industrial y las Smart Cities.

Empezamos hablando de la relación entre urbanismo y tecnología, una relación tradicionalmente de subordinación. Los urbanistas echaban mano de los ingenieros para completar su obra: decidido nuestro lugar de residencia, trabajo o entretenimiento, los ingenieros civiles pusieron asfalto para movernos, los eléctricos iluminaron las avenidas, los ingenieros de producción organizaron las industrias, los telecos nos echaron encima una capa ubicua de conectividad. Hasta ahí todo en orden.

Sin embargo, algo se torció para los urbanistas e ingenieros clásicos el día que decidieron hacer caso a pensadores como Manuel Castells y Richard Florida y crear las condiciones para que en las ciudades florecieran las llamadas clases creativas. Con el viento de popa gracias una disruptiva infraestructura, Internet, y al creciente atractivo de lo urbano, la generación de nuevos emprendedores tecnológicos que empezó a despuntar en los albores del milenio hoy ha desembocado en gigantes como Google, Amazon, Facebook, AirBnB o Über. Sigue leyendo

Share

El conector

puente de hierroLas SmartCards, utilizadas como Tarjetas Ciudadanas, son medios óptimos para vincular a los ciudadanos con los servicios que presta la ciudad. Esto es algo obvio en las ciudades donde ya lo hemos aplicado y sorprendente en las que lo están descubriendo. Con ellas se construye un puente entre los ciudadanos y los servicios, permitiendo el acceso en el sentido más amplio de esta palabra.

Esta no debe ser una meta en sí misma, sino un punto de partida para entregar la ciudad a sus habitantes. Desde una perspectiva citizentrista de las SmartCities los ciudadanos son el eje central de la ciudad, pero no solo como usuarios con acceso, sino como generadores de contenido y sobre todo como ciudadanos programadores Sigue leyendo

Share

¿Y si diseñamos la Smart City dentro de la ciudad?

etopialabpeqCentros de investigación en las afueras de las ciudades, reuniones de proyecto en hoteles de auropuertos y laboratorios de desarrollo en polígonos industriales. Esa es la intra-realidad de muchos de los proyectos de Smart City de hoy en día.

Ingenieros que han de desplazarse diariamente en sus automóviles para diseñar soluciones de transporte sostenibles. Reuniones de diseño sobre apps cívicas que tienen lugar a kilómetros de cualquier emplazamiento ciudadano. Ayuntamientos que entran en el ciclo de la innovación al final, como clientes o, como mucho, como banco de pruebas. Sigue leyendo

Share

Dark infrastructures for our most brilliant invention: the city

 “[…] Standing there, as immune to the cold as a marble statue, gazing towards Charlotte Street, towards a foreshortened jumble of façades, scaffolded and pitched roofs, Henry thinks the city is a success, a brilliant invention, a biological masterpiece […], an eighteenth century dream bathed and embraced by modernity, by street light from above, and from below by fibre-optic cables, and cool fresh water coursing down pipes, and sewage borne away in an instant of forgetting […]”

From Ian McEwan’s novel “Saturday”

salfordRotado

Of course few of us would disagree at the novelist view of the city as a “brilliant invention”. He is capable to point out some of the infrastructures that in the past have made possible life in the cities: sewage and clean water supply were the most important in terms of the dramatic improvement they posed on health. Public lightning made our cities safer and, recently, fiber optics allowed the delivery of new services to its occupants. What the novelist can not grasp yet is the new set of infrastructures that lay hidden at the city’s “dark” side. Sigue leyendo

Share