La economía circular de las ideas

En Madrid existe un barrio llamado La Prosperidad (“la prospe”), y en Barcelona otro llamado “Prosperitat”. Como sabían ya nuestros abuelos cuando migraron desde el campo a mitad del siglo XX, las ciudades son generadores de “prosperidad” (con sus desigualdades, diferencias e imperfecciones). Ocurre que, a medida que la población urbana aumenta (y ya somos más de 3.500 millones) surgen nuevos problemas que es necesario afrontar, como la contaminación, la inseguridad (fruto de la combinación entre desigualdad y proximidad), o la movilidad. Cuando aplicamos la tecnología para buscar soluciones hablamos entonces de “Smart Cities” o “Ciudades Inteligentes” (aunque aplicar el adjetivo “inteligente” a un lugar habitado por multitud de seres humanos no sea sino alimentar un monumental oxímoron).

La inteligencia de las ciudades la prueba el hecho de que éstas siempre han sido generadores de soluciones para nuestros problemas más acuciantes: ofrecieron seguridad en la Edad Media, propagaron el virus emancipador de la Ilustración, y representaron la esperanza del ascensor social durante la revolución industrial. Con cada oleada de nuevos habitantes, tuvieron que ingeniárselas para lidiar con nuevas dificultades derivadas de la concentración de población: primero fueron los sistemas para la conservación, almacenamiento y distribución de agua y alimentos lejos de sus centros de producción. Después, las redes de saneamiento. Finalmente, las grandes infraestructuras viarias para conectar los centros de trabajo con las zonas residenciales, siguiendo un modelo “zonificación” y de expansión urbana tan insostenible medioambientalmente como empobrecedor de nuestra vida ciudadana. Sigue leyendo

Share

Los 10 posts más leídos sobre innovación urbana de 2016

Es curioso, porque aunque 2016 ha quedado definitivamente enmarcado en el rectángulo del retrovisor, nos da la impresión de que su huella, en lugar de irse empequeñeciendo a medida que el tiempo transcurre hacia adelante, se va a hacer cada vez más presente. Como si fuésemos avanzando por una carretera en la que viésemos los carteles al revés, anunciándonos los lugares que ya hemos dejado atrás: la materialización de la victoria de Trump, los efectos del Brexit sobre la política y economía europeas, los cambios políticos que (aún) están por llegar como consecuencia de la onda expansiva proveniente de Siria…

En lo que respecta al mundo de la innovación y de las ciudades, el año que acaba no nos ha traído cambios especialmente disruptivos; diríamos más bien que ha sido un tiempo de acentuación de tendencias, en el que ciertos fenómenos aparecidos con anterioridad se han hecho más presentes y nos han mostrado cuán relevantes serán para el futuro. Al igual que hablamos de geopolítica, quizás deberíamos empezar a hablar de geo-innovación: innovación a gran escala con un hondo impacto en nuestras vidas cotidianas. En OpenYourCity hemos seguido pensando, aprendiendo y leyendo sobre el mundo en que vivimos y el que nos espera. A veces mirando al pasado para tratar de anticipar el futuro, y otras veces escudriñando el mundo que viene solamente para acabar de comprender mejor el momento en que vivimos.

Los artículos que aparecen a continuación han sido los más leídos por nuestros lectores en 2016. Queden escritos en el umbral del nuevo año que comienza a modo de resumen de lo que dejamos atrás, o como anticipo de lo que viene. Sigue leyendo

Share

Zaragoza Sources the Code to Citizen Co-Creation

img-20160922-wa00212

Co-creation workshop of the open mobility challenge “Bicisur”

Back in 2003, a group of local geeks and open source advocates met with Zaragoza’s future mayor Juan Alberto Belloch who, after being the last all-mighty minister of Justice and Interior in the last of prime minister Felipe González’s cabinet, was running for office for his second term. After a short immersion in the open source community, Belloch “fell instantly in love” with Linux philosophy and quickly made open source-based innovation one of the axes of his political campaign. His plans included turning the northeastern capital of the Spanish Aragón into the “Redmond of the European free software world,” for which purpose his team projected a 102-hectare innovation district, a city-wide free public wireless network and an ambitious campaign of digital literacy, with the city hall leading and paving the way by becoming one of the most advanced European administration in systems migration towards open source software. In an article appeared in Wired in May 2003 he declared “this open source battle might not be easy, but ‘open’ is the way it must be.” Sigue leyendo

Share

Open, Agile and Lean Startup Principles for Urban Innovation

Progress towards a more open and agile urban innovation is a must for city halls. The case could be named “Google versus City Hall”. Yes, cities change rapidly, but on too many occasions those changes are powered by the giants of the “new economy”: Google, Amazon, Airbnb, Uber… City Halls just lag behind those changes trying to control damages in the local economies and communities. We reckon that the smart city is built between a multiplicity of agents. The city hall, universities, local startups, big corporations, and, mostly, citizens. But also that a new type of conversation between cities and big corporations can happen. Sigue leyendo

Share

Smart innovation through active citizen participation

Stockholm New magazine, Sweden Art Direction by Henrik Nygren, cut Rubylith-masking film 1994

Picture by http://www.followtheline.com/

Daniel Sarasa’s interview for Nordic Smart Cities about smart innovation, whose original content can be found here.

If people are given the power to decide and be part of the decision-making process, their mark is felt all around. The city of Zaragoza manages not only to aim for active citizen participation, but to actually reinvent itself with the help of its people.

How can municipalities realize their potential for innovation?

The potential for innovation in municipalities truly lies in cities and in the citizens. There is a lot of talent in cities, hence we, the city hall and the public servants, have to make sure that we can gather as much talent and ideas as we can and put it into these Smart City projects or into the innovation process. That is the main issue and the main challenge. The reason why this is not easy is because we are so used to planning the city with a top-down perspective and it requires a complete shift from Smart City project managers or from the public servants to change their perspective. We need to open up and be able to take into account the ideas of our citizens, the ideas of our local ecosystem. Sigue leyendo

Share

Las matemáticas del consenso en el diseño de ciudad

gamonal

Fotografía de www.abc.com

Post anterior: Herramientas matemáticas para comprender la ciudades.

Existen multitud de procesos, fuerzas y agentes involucrados en el diseño de ciudad. Cuando no hay un urbanismo fuertemente planificado, las ciudades crecen orgánicamente a partir de pequeños grupos de población que se van extendiendo según caprichosas reglas. Como hemos visto en el post anterior, los fractales representan bien este tipo de procesos “auto-organizados”. En lado opuesto de un planeamiento urbanístico fuerte, los procesos de diseño de ciudad se conducen de “arriba a abajo” (el caso de Brasilia es un ejemplo paradigmático de ese “planeamiento urbanístico” rígido). Sin embargo, cada vez más, el diseño urbano es consecuencia de complejas interacciones, de intrincadas correlaciones de fuerzas entre diversos agentes: políticos, económicos, cívicos, etc. La ciudad de hoy se planifica de arriba a abajo, se diseña desde variados ángulos y se construye en un zigzag de creciente incertidumbre e imprevisibilidad. En todo caso, y ciñéndonos al apartado del diseño de ciudad, casos como el de Gamonal (Burgos) demuestran que la capacidad de tomar decisiones con un cierto grado de consenso es fundamental en nuestro tiempo. Sigue leyendo

Share

Herramientas matemáticas para comprender las ciudades

Post anterior: Fundamentos matemáticos de la complejidad urbana.

bipartiteGraphs1

Grafo bi-partito con diferentes cantidades de flujo entre nodos. Fuente: Michael Batty. www.complexityinfo.com

Como escribíamos en el primer post de esta serie, comprender las redes y sus flujos, bien sean de tráfico, sociales, financieros, o energéticos, es necesario para comprender las ciudades, pero no es suficiente. Las redes están relacionadas unas con otras, en una superposición de niveles que dista mucho de ser estanca. Por ejemplo, la distribución de energía en la ciudad tiene relación con la actividad comercial, industrial, y ésta, a su vez, con la movilidad. Se trata de redes interrelacionadas. Para comprender la ciudad es necesario, por tanto, considerar relaciones entre redes, o grafos, distintos. Sigue leyendo

Share