Bienvenidos a Userland

kid smartphone

Fotografía de Anthony Kelly en Flickr

Primero fue la brecha digital, y los programas a nivel continental y a nivel nacional que se diseñaron para su disminución. Corrían los años 2002, 2003 y 2004, y nos tocaba gestionar, en España, parte de los fondos FEDER que venían de Europa y que dotaban de financiación al raquítico plan Siglo XXI, al algo más digno plan España.es y, finalmente, al más generoso plan Avanza.

Estimulando el uso y la implantación de las TIC en ámbitos como la educación, la pequeña industria, la justicia, la sanidad e, incluso, las prisiones, creíamos que contribuíamos a un país más moderno. Y siendo ello verdad, lo que creamos también fue un país de usuarios. Digitales. Pero de usuarios, al fin y al cabo.

Algo tuvieron seguro que ver aquellos planes para que, hoy, el nuestro sea un país líder en la penetración de móviles, y en el uso de redes sociales como twitter o facebook. Lamentablemente, ninguno de esos móviles se fabrican al sur de los Pirineos. El último euro, el que va al inventor de la tecnología, se nos sigue escapando.

De ahí los escasos sueldos que se cobran aquí, de ahí la emigración tecnológica e industrial. Que inventen otros, que ya lo se lo pagaremos después. De ahí la pérdida de competitividad, o el saldo negativo de la balanza de pagos, o la endeblez de nuestra economía.

Es la época de la ‘Vuelta al cole’. Nuestros colegios e institutos, diseñados para educar en los parámetros de un mundo laboral que se cae a pedazos, han de volcarse en el estímulo de la creatividad y del emprendimiento. Y las ciudades tienen que reindustrializarse y volver a ser focos de producción. Usando la tecnología, sí. Pero sobre todo, produciendo tecnología. De la tecnología no se está ni en contra ni a favor. La tecnología, en un país de clases medias como el nuestro, o se produce o se consume.

Una crisis y 6.000.000 parados después, en el frontispicio de la marca España sigue colgado el cartel de ‘Bienvenidos a Userland’.

¿Qué nuevo gadget usamos hoy?

Share