Reciclaje: código abierto vs obsolescencia programada

El reciclaje se ha convertido en un acto tan cotidiano en nuestras ciudades que ya casi no nos detenemos a pensar en el valor de la capacidad de reparar o de dar un nuevo uso a lo que no sirve. En un tiempo en el que generamos y desechamos todo a velocidad endiablada, creemos que cada vez más procesos urbanos van a orbitar en torno al concepto de reciclaje en sentido amplio. Veamos por qué.

Sostenibilidad, creatividad e innovación.
Empecemos por tres de los grandes. Dice William J. Mitchell en, “E-Topia”, su visionaria obra sobre las “smart cities” que, por vez primera, y gracias a una gestión inteligente de la densidad urbana, estamos en condiciones de vivir un presente lleno de oportunidades sin comprometer por ello el futuro de las próximas generaciones. Profecía, la de Mitchell, que difícilmente se puede cumplir Sigue leyendo

Share

Entrevista “El Mundo” (2 de 2): hacia la ciudad de código abierto

esquemaCodigoAbierto

Continuación del cuestionario para la periodista de “El Mundo” María Crespo (@tusojosabiertos), cuya primera parte puede leerse aquí.

-¿Qué es una ciudad de código abierto? ¿Todas las ciudades inteligentes lo son?

Una ciudad de código abierto debe tener instituciones cercanas y accesibles, debe resultar sencillo entender cómo funciona y cómo se participa en ella, debe poder permitir diversos grados de participación en función de los intereses o del nivel de compromiso de la gente con su ciudad, ya sea como mero usuario o receptor de un curso, como promotor de ideas, como proveedor de contenidos (cursos, talleres, aplicaciones), o involucrándose en la propia gobernanza de los espacios y, por extensión, de la ciudad. Debe tratar de acompañar a los ciudadanos, en su crecimiento personal y profesional, y a las empresas que quieran crear empleo en ella en el desarrollo de sus negocios. Una ciudad de código abierto da, de esta manera, más y mejores oportunidades a ciudadanos y empresas. Y, haciéndolo, se está dando oportunidades a sí misma.

No todas las ciudades comparten esta filosofía. Singapur o Río de Janeiro, Sigue leyendo

Share

Entrevista “El Mundo” (1 de 2): City makers y smart cities

Primera parte de la entrevista para la periodista María Crespo (@tusojosabiertos en twitter), del diario “El Mundo”, con motivo de su especial sobre Smart Cities publicado el 28.11.13

-¿Qué son los “city makers”?

El mundo está experimentando un proceso de urbanización sin precedentes. Hay ciudades que están surgiendo casi de la nada (ahí están los ejemplos de Songdo en Corea del Sur, o de Masdar City en Abu Dabi), y hay otras que se agrandan a gran velocidad alimentándose de un masivo éxodo rural, como en Nigeria o en muchos lugares de China. En Europa, las ciudades no cambian demasiado de tamaño, pero muchas se están reinventando para consumir menos energía, para ser más eficientes o para atraer talento e inversiones. Los ciudadanos que, a través de asociaciones, empresas, instituciones, o simplemente a título personal, participan y aportan conscientemente ideas y esfuerzo a estos procesos de reconfiguración de las ciudades donde viven, son los que llamamos “city makers”. Y hay más de los que parece.

-¿De dónde surge el concepto de smart cities?

Resulta difícil precisarlo, pero en todo caso una de las primeras veces que aparece el concepto de “Smart City” es en un libro de William J. Mitchell “E-Topia” publicado a finales de los noventa. En él, el que era por aquel entonces director de la Escuela de Arquitectura del prestigioso M.I.T. (EE.UU) constataba que, por vez primera en la historia, los cambios físicos que vemos en algunas de nuestras ciudades occidentales no eran destructivos sino regenerativos: carriles bici, rehabilitación de viviendas, mejora de zonas verdes, recuperación de cascos históricos, implantación de sistemas de ahorro de energía, etc. Por primera vez en la historia, continuaba Mitchell, Sigue leyendo

Share

Repensando la ciudad: resiliencia y código abierto

En casos de grandes catástrofes las comunidades mejor estructuradas se recuperan más rápidamente. El huracán Katrina o la tormenta Sandy constituyen ejemplos válidos de reconstrucciones desde abajo. Las aproximaciones de código abierto encajan perfectamente con este espíritu comunitario. En el terremoto de Haiti, Open Street Maps constituyó la base sobre la que se cartografió el terreno y se pudieron organizar los primeros servicios de emergencia. En Fukushima, se utilizó una sencilla placa basada en hardware libre para que los ciudadanos comprobaran y se protegieran de niveles de radiación excesivos. En una situación de una crisis económica sin precedentes en décadas, pensamos que una estrategia de ciudad que presente una combinación única de Sigue leyendo

Share

Rasgos de una ciudad de código abierto

El doble desafío, político y económico, al que se enfrentan nuestras maltrechas sociedades, puede tener respuesta desde las ciudades, pues en ellas se concentran los grandes silos de talento y potencial innovador. En un contexto fuertemente competitivo entre ciudades que pugnan por atraer inversiones, talento e innovación, no existe una única respuesta a la doble crisis que nos azota, sino que cada ciudad busca, consciente o inconscientemente, su oportunidad teniendo en cuenta su ser, sus fortalezas y sus capacidades. De todas las respuestas posibles nos interesa la que, bajo la denominación de “ciudad de código abierto” fija la riqueza en el territorio empoderando a la ciudadanía y a las empresas para que ambas, a su vez, se generen a sí mismas oportunidades usando las infraestructuras urbanas de manera inclusiva, abierta y cooperativa.

Mucho se habla últimamente de ciudad de código abierto, y no siempre de manera diáfana y comprensible. El concepto trasciende lo meramente tecnológico para impregnar una manera de “hacer ciudad” o, más exactamente, de “reconfigurar la ciudad” ya existente para mejorarla. Algunos rasgos que indican el grado de “apertura” de los proyectos, iniciativas y programas que lleva a cabo la ciudad pueden ser los siguientes: Sigue leyendo

Share

Gobierno Abierto en la Ciudad Digital: Ciudadanos Inteligentes

La semana pasada Zaragoza publicó la “Estrategia de gobierno abierto en la ciudad digital 2012-2015. Hacia una ciudadanía inteligente”. Una gran labor de todo un equipo que ha llevado meses de trabajo. Y con un título algo largo pero que, al menos, viene bien como guión para este post:

  • Estrategia. Sí, aunque a veces parece que las cosas se hacen sin un plan claro, del 2003 al 2011 ha habido una estrategia. Se llamaba “Zaragoza hacia la sociedad del conocimiento”, y sus planteamientos y resultados ocupan casi la mitad del documento. En este plan estaba todo: el desarrollo de la Milla Digital como distrito de innovación, el impulso al SW Libre y a la eAdmin, la implantación de redes WiFi públicas, etc. Algunas cosas se han quedado apenas bosquejadas (Milla Digital en su vertiente inmobiliaria), otras resultaron más procelosas de lo esperado (eAdmin), en otras se avanzó más de lo previsto (p.e. conectividad, gracias al impulso de los fondos estatales). Otras áreas en las que se ha trabajado mucho y bien, simplemente en 2003 no existían (open data). Resulta un ejercicio interesante tratar de recordar cómo parecía el mundo en 2003. Todo era posible. En Septiembre de 2008 acabó la Expo y quebró Lehman Brothers, ¿qué iba a pasar? 2009 y 2010 fueron generosos en inversiones públicas gracias a un pasajero espejismo Keynesiano. En 2011, llegaron las restricciones de deuda, el frenazo a la inversión, el parón. En 3 años, el mundo había cambiado. Planificar en entornos de alta incertidumbre. Pero sí, había estrategia. Sigue leyendo
Share

Cuando hablar de reforma agraria y de software libre es hablar de lo mismo

La idea de este post surge de una conversación mientras viajábamos por algún lugar de la provincia de Huesca. Se discutía en el auto sobre la necesidad de apoyar que el conocimiento en software libre saliera de las grandes empresas e instituciones públicas y se difundiera a PYMES, autónomos y ciudadanos de cualquier edad. Asociado a lo anterior, se discutía la necesidad de dotar con fondos públicos a esos programas de difusión del software libre, de movilizar recursos públicos (personal, centros de innovación, centros cívicos) para dicho objetivo. Y se discutía, también, de cómo justificar ante una sociedad a quien, en su mayoría, todo esto le es ajeno, que una parte de sus impuestos se dedicaran a esta tarea.

En ese momento, en la radio del auto el locutor anunció que se iba a entrevistar a alguien implicado en “la reforma agraria en Colombia”. No conozco bien el tema, pero tuve la sensación de que hubiéramos podido apagar la radio en ese punto sin necesidad de muchas más explicaciones, y hubiéramos comprendido solo con esa frase, “la reforma agraria en Colombia”, lo esencial del asunto: explotaciones de tierra gestionadas por multinacionales, a menudo externas al país, que ocupan a mucha gente con salarios bajos, con escasa cualificación y nulas perspectivas de mejora. Sigue leyendo

Share

Smart, green, connected… and engaged mobility

Slides from our talk at EU Opendays in Brussels some days ago, sharing stage with Eindhoven (NL), Birmingham (UK) and Stara Zagora (BU). We stressed the importance of multimodal transport and connectivity in smart and green mobility. Engagement and citizen awareness can also be fostered by digital tools as the Zaragoza’s citizen card. However, it is a challenge to pursue the path to green and civic mobility in the current financial situation. So new, radical approaches are expected. On these grounds, innovative infrastructures like Etopia Center for Arts and Technology are part of our proposal to enable citizens, public administrations, research institutions and companies work together in future smart city projects aligned with EU Horizon 2020 funding.

Share