Por encima de …

por.encima.deEl consumo colaborativo, la compartición de recursos entre pares utilizando aplicaciones y servicios de internet, es algo que se viene anunciando hace tiempo como la siguiente disrupción social. Un augurio ciertamente exagerado a lo que es una mera evolución del comportamiento de consumo, propiciado sobre todo por la caducidad del modelo económico tradicional.
Sigue leyendo

Share

El conector

puente de hierroLas SmartCards, utilizadas como Tarjetas Ciudadanas, son medios óptimos para vincular a los ciudadanos con los servicios que presta la ciudad. Esto es algo obvio en las ciudades donde ya lo hemos aplicado y sorprendente en las que lo están descubriendo. Con ellas se construye un puente entre los ciudadanos y los servicios, permitiendo el acceso en el sentido más amplio de esta palabra.

Esta no debe ser una meta en sí misma, sino un punto de partida para entregar la ciudad a sus habitantes. Desde una perspectiva citizentrista de las SmartCities los ciudadanos son el eje central de la ciudad, pero no solo como usuarios con acceso, sino como generadores de contenido y sobre todo como ciudadanos programadores Sigue leyendo

Share

OpenBigData – Los datos como el agua

Los datos emergen por donde quiera que mires. En una sociedad urbana tan interconectada, se produce una generación de información continua, ya sea la que transmitimos de forma voluntaria, la huella que dejamos en las redes a las que nos conectamos o la que se genera por el uso y disposición de los servicios públicos.

Vamos a usar el ciclo del agua en las ciudades para explicar el ciclo de los datos. Los manantiales y ríos nos proveen de agua, ésta la concentramos y la ponemos a disposición del público. En algunos casos de forma abierta como en las fuentes, en otras con medidores de consumo como el uso privativo. Este agua se va a utilizar para crear negocio en el caso de industrias y servicios, o incluso para crear arte, como en las fuentes luminosas o los espectáculos acuáticos.

Con los datos ocurre algo análogo, desde la generación y captación de los que se van produciendo, la publicación en formatos abiertos y el uso de los mismos para crear nuevos modelos de negocio o para la combinación de arte y tecnología Sigue leyendo

Share

Ciudadanos programadores

tortilla

Si queremos construir ciudadas centradas en los ciudadanos , debemos hacer un esfuerzo importante para que los ciudadanos sepan programar.

En nuestro mundo dominado por la tecnología, la información es la materia prima de la que se nutre la industria. Los programadores son la fuerza transformadora, las máquinas y los artesanos, los ingenieros y los capataces de las industrias de otras épocas.

No es necesario que sean grandes expertos, yo no sé tocar el clarinete, pero me encanta silbar las oberturas de Wagner.

Y para que no que quede todo en palabrería vamos a enseñar los fundamentos de programación de forma que hasta un adulto lo puede aprender. Sigue leyendo

Share

OpenData en círculos (virtuosos)

queremos_masUna de las mejores métricas del éxito es la exigencia del público. Cuando un libro nos gusta queremos leer más del autor.

La situación que a continuación describimos se ha producido en Zaragoza, pero podría haberse dado en cualquiera de las ciudades que impulsan la publicación de datos de forma transparente, que catalogan y liberan datos abiertos de los servicios públicos, propios o en concesión. En cualquier ciudad que anime a empresas, administraciones y servicios a reutilizar los datos y a desarrollar aplicaciones que generen valor social o económico.

Las reglas para “predicar con el ejemplo” en materia de datos abiertos no difieren mucho de las siguientes: Sigue leyendo

Share

SmartCards para ciudades más inclusivas

Las smartcards y por extensión los monederos electrónicos también son instrumentos para garantizar el derecho al acceso a los servicios públicos, no solo para realizar micropagos por el uso de los mismos. Pero para alcanzar ese acceso no todo el mundo parte en las mismas condiciones. La situación laboral, cargas familiares, capacidades físicas u otras circunstancias sociales impiden el acceso de facto.

Sigue leyendo

Share