Start-ups: el cuarto pilar de las smart cities

IMG_20140526_231814Definitivamente, el emprendimiento se va consolidando como un cuarto pilar de las ciudades inteligentes. Un pilar que viene a complementar a los otros tres pilares clásicos que venían conformando hasta ahora el fenómeno: energía, movilidad y TIC. Son buenas noticias, porque, de lo contrario, las smart cities solo poseerían como valor la eficiencia, un bagaje demasiado pobre. De la mano de las startups, a la eficiencia se le puede sumar el valor del empleo de base tecnológica, lo que hace que muchos nos sintamos más cómodos al hablar de las ciudades inteligentes. Aunque para incorporar a las smart cities todo el potencial transformador de las ciudades faltan todavía por aceptarse un quinto pilar (la inclusión y cohesión social), un sexto (el Gobierno Abierto), y hasta un séptimo (la adopción de la cultura de la innovación), se trata sin duda de una muy buena noticia para la competitividad de nuestro país y, por extensión, de nuestro continente. 

En las últimas semanas hemos sido jurado en dos programas avanzados de emprendimiento ligados a las smart cities:

  • Take Up, orientado a estudiantes e impulsado por una ciudad como Zaragoza, la cual está creando un verdadero ecosistema de innovación en torno a las smart cities (en su concepción más amplia) formado por 4 incubadoras de empresas y su propio laboratorio de experimentación y prototipado
  • Startup4cities, programa de ámbito nacional orientado a empresas ya constituidas, impulsado por Fundetec y la RECI y en el que 90 proyectos compiten por un impulso decisivo a su idea de negocio.

Tras haber conocido de primera mano casi 40 proyectos en las últimas semanas, he aquí una lista de virtudes apreciadas y de trampas a evitar:

  • Sé “lean start-up” desde el principio. Plantea precio, producto y cliente. Prueba tus hipótesis con un Minimo Producto Viable cuanto antes.
  • Sé capaz de explicar tu idea de manera sencilla y ten bien preparada la respuesta a la principal pregunta: “¿Cómo piensas ganar dinero con esto?”
  • Huye en principio de los modelos de negocio basados en la publicidad o en el tráfico. Si no te planteas cobrar al usuario final, son mucho más interesantes aquellos basados en el conocimiento que sobre tus usuarios puedas obtener (cuestiones de privacidad aparte)
  • Ya puestos a pedir, no hagas “otra” app. Sé verdaderamente innovador.
  • Trata de solucionar problemas de tu entorno, porque probablemente tengan una aplicación global. (La resolución de problemas está bien, pero no te ciñas únicamente a ello, ni facebook ni twitter solucionan problema alguno.)
  • Ligado a lo anterior, piensa en grande, en cómo tu idea puede transformar el mundo.
  • No bases tu modelo de negocio en la administración como cliente final. Puedes aportar mucho valor sin depender de una subvención pública directa. Hay multitud de actores y agentes en una ciudad.

En la línea de la última recomendación, conviene tener en cuenta que el hecho de que las ciudades estemos en una situación de penuria financiera no quiere decir necesariamente que no haya oportunidades de colaboración. Antes al contrario, al igual que Zaragoza, otras ciudades están poniendo en marcha laboratorios urbanos que buscan poner en valor las oportunidades de colaboración entre ciudadanos, empresas y administración buscando proyectos compartidos que satisfagan el interés mutuo. Son espacios en los que la verdadera innovación vendrá de la mano de los compromisos entre agentes, del pragmatismo y del placer de la participación en la construcción de la ciudad.

En este sentido, en Zaragoza realizamos el 28 de Mayo un nuevo hackatón cívico para buscar soluciones a algunos retos candentes de la movilidad urbana, en el que técnicos municipales, empresas, vecinos y ciudadanos innovadores y comprometidos con la ciudad (“city makers”) buscarán soluciones tecnológicas a problemáticas urbanas. No muy lejos, la ciudad de Madrid, a través de Medialab Prado, está lanzando su propio proyecto de laboratorio urbano con una orientación similar. Y hay muchos más ejemplos pues, poco a poco, va permeando la idea de que las ciudades son la solución, y no el problema, y de que, cuando se trata de innovación, pueden (podemos) aportar unos cuantos granitos de arena.

Share

3 thoughts on “Start-ups: el cuarto pilar de las smart cities

  1. Pingback: Start-ups: el cuarto pilar de las smart cities ...

  2. Pingback: Start-ups: el cuarto pilar de las smart cities ...

  3. Pingback: El futuro de las ciudades. #inspiring_day Madrid - Open Your CityOpen Your City

Comments are closed.