Retención de datos y privacidad

track-and-treasureRecientemente Telefonica ha anunciado una plataforma para recoger todos los datos que se comparten con los OTT *
La plataforma mostrará los datos compartidos por usuarios, siguiendo sus propias normas de configuración, por ejemplo, la localización, sensores del teléfono, links de navegación, etc.
Parece ser que esta plataforma busca tener una posición de fuerza ante las compañías en una situación de beneficios menguantes y competencia creciente. Las OTT ofrecen más servicios, los usuarios requieren más, la inversión en redes la soporta el operador, pero el grueso de los beneficios se los lleva la OTT.

Low Cost es más caro que gratis.

Además las competencias cruzadas de servicios es beneficiosa a las OTT que ofrecen mensajería, llamadas e incluso videollamadas con gran éxito. Mientras, las compañías intentan mejorar la oferta con nuevas redes y servicios que como la gran mayoría de las redes sociales, nadie usa.

El aforismo de “Si el servicio es gratis, el producto eres tú”, se ha convertido en si me peleo y tu eres mi cliente, el soldado eres tú. Pero también hay que tener en cuenta como te has alistado en ese ejército.

En el caso de los trabajadores, viene de antiguo la polémica de quien es el propietario de la información comunicada por medios electrónicos de la empresa, p.ej: correo electrónico, o la meta información del uso de los medios, p.ej.: el historial de navegación. Suele zanjarse si el uso de estos medios está especificado en los contratos.
Una variante de esto son la práctica cada vez más habitual de BYOD (Traiga su propio dispositivo) en los que (como es mi caso), el trabajador usa su propio portátil o móvil en trabajos para la empresa, usa sus redes o la empresa se hace cargo del contrato de línea.

Línea de empresa.

Si la operadora de telefonía recoge los datos y los muestra sólo al titular ¿A quién muestra esa información? ¿Al usuario o al titular de la línea?. Esta medida puede devenir en una perdida de privacidad del trabajador o del familiar relativa a la localización, frecuencia o tipo de uso o en el peor de los casos, de la información transmitida.

Mostrar o fisgar.

¿Cómo puede saber la aplicación de mapas el tráfico en tiempo real mejor que los responsables del tráfico?
La información la toman de los móviles de los pasajeros de los vehículos.
¿Pero como puede ser, si yo no llevo activado el GPS ni tengo activa la aplicación?
Porque esa información se la envían (venden) las operadoras a las compañías de aplicaciones de mapas. No es necesario poner ningún nombre ni marca aquí. 😉
En el caso de las plataformas Android, si usted se ha validado con una cuenta de Google, tiene disponible la información de localización de su dispositivo, esta sólo la puede ver usted (y la compañía), algo parecido sucede con las aplicaciones de localización de dispositivos orientadas a evitar el robo, p.ej.: ”Find my iPhone” en los dispositivos Apple.
¿Qué tipo de información van a mostrar los operadores? ¿Cómo acceden a ella? ¿Y sobre todo, en que momento ha aceptado usted o como puede revocar el acceso a esa información?

El papel de los otros.

No toda la información del móvil se comparte a través de la operadora. Por un lado, cuando utilizamos puntos de acceso públicos (p.ej.: Hoteles, aeropuertos, etc.) estamos navegando a través de sistemas de terceros.
Otro caso particular es la lectura de dispositivos usando el interfaz bluetooth o NFC de los móviles y tabletas. Esta información es cada vez más usada para la trazabilidad de ciudadanos, clientes y transeúntes de zonas públicas. En principio no identifica a las personas sino que sólo diferencia dispositivos. El problema surge cuando la identificación se obtiene por otros medios y se utiliza o vende para otros fines.

Como se sale de esa negociación.

En definitiva, todo esta plataforma mejora posición de las operadoras en la negociación del desarrollo de futuros productos y mercados, pero ¿cual es la posición de venta? Si sólo se busca tener un mejor precio, ¿podrán las operadoras suspender las plataformas y volver al modelo actual? ¿Se puede cancelar el envío de información? Y lo que es más importante ¿Puede el usuario obligar a la operadora a que comparta esa información con la aplicación?
En definitiva si la red social paga al operador, prefiero que me pague a mí.

  • OTT: Over The Top, compañías que funcionan sobre los operadores, v.g.: Google, WhatsApp, etc.