Alumbrado inteligente, sensible y con “sentido”

El diseño de sistemas de alumbrado inteligente pone de manifiesto algo que comentaba hace tiempo, en un post titulado “Smart Cities: sentido y sensibilidad”a la hora de desplegar nuevas soluciones tecnológicas en nuestras ciudades, hay que ser cuidadoso en no poner el “cerebro” (software) antes que la “sensibilidad” (los sensores) y, especialmente, que todo esto no fuera en contra del “sentido” (el factor humano y social).

Los ingenieros tenemos una fe casi ciega en la tecnología, hasta tal punto que tenemos tendencia a pensar antes en la solución que en el problema. Hace un par de años di un taller de “Smart Cities sin tecnología” en San Sebastián. Diseñamos un sistema de atención temprana a personas de avanzada edad usando a los tenderos del barrio como “vigilantes”, que ponían pegatinas rojas o verdes en el escaparate en función de que estas personas hubiesen o no pasado por la tienda en su rutina habitual, para proporcionar al asistente social del barrio, en su paseo diario, un “cuadro de mando” en tiempo real. Sigue leyendo