De innovación cívico-tecnológica y la vacuna contra el Ébola

Recientemente la OMS ha anunciado el hallazgo de una posible vacuna contra el virus del ébola, con una eficacia (antes de las pruebas definitivas) cercana al 100%. Este éxito pone de manifiesto los dos frentes de lucha contra la enfermedad. Uno, el hospitalario, en campo, en terribles condiciones en la mayoría de los casos, destinado a paliar la expansión del virus y a atender a sus víctimas. Otro, entre bambalinas, con equipos de investigación distribuidos en diversos laboratorios por el mundo, trabajando en la vacuna que pueda prevenir futuros brotes. Curación y prevención son dos caras de la misma moneda, una se realiza por profesionales sanitarios en campo; la otra, por investigadores en el laboratorio.

Salvando las enormes distancias, la situación de crisis como la que las economías del Sur de Europa hemos sufrido admite algún paralelismo. Han sido los servicios sociales de las diferentes administraciones, las ONGs, quienes en campo han atendido la situación de emergencia social, en condiciones muy complicadas y con menguados recursos. Profesionales con el perfil y la formación para lidiar con la difícil tarea de atender los dramas de la calle. Sigue leyendo

Share